Albert Rivera con Soraya Rodríguez - EFE

Garrido, Rodríguez, Bauzá... Ciudadanos se especializa en fichar a «rebotados» de PP y PSOE

Rivera da su último golpe de efecto a cuatro días de las elecciones con la incorporación del expresidente madrileño

MadridActualizado:

Albert Rivera ha dado su último golpe de efecto a cuatro días de las elecciones generales con la incorporación de Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid por el PP, a las listas de Ciudadanos de la Comunidad.

El anuncio es más sorprendente si se tiene en cuenta que el líder el PP, Pablo Casado, anunció hace unas semanas la incorporación de Garrido a las listas europeas, después de apostar por Isabel Díaz Ayuso como número uno para la Comunidad de Madrid. Garrido asumió la presidencia después de la dimisión de Cristina Cifuentes.

El expresidente madrileño irá como número trece en la lista de Cs en la Asamblea de Madrid. Esto ocurre justo dos semanas después de que anunciara su dimisión para concurrir con el PP para el Parlamento Europeo.

No es la primera incorporación proveniente de otro partido político que hace Ciudadanos en esta campaña electoral. Antes de Garrido, Rivera pescó entre los descontento del PSOE (Soraya Rodríguez) y PP (José Ramón Bauzá).

Rodríguez pertenecía hasta hace un mes y medio a las filas del PSOE y fue con este partido portavoz parlamentaria. Bauzá, expresidente autonómico de las Islas Baleares, abandonó el PP en enero por discrepancias con su «aberrante» política lingüística.

Solo el tiempo dirá si se convierten en los «Zidanes» o en los «Pavones» del Real Madrid de los «galácticos». De momento, a los liberales les ha salido ya rana un fichaje: el de la expresidenta de las Cortes de Castilla y León Silvia Clemente.

No obstante, lo cierto es que el partido ha conseguido tanto en la lista de Madrid al Congreso de los Diputados como en la lista al Parlamento Europeo conformar cinco puestos de salida de renombre, en ambos casos con personas ajenas al partido. Esto tiene una doble lectura, ya que si bien la formación es capaz de presentar nuevas —y conocidas— caras, también produce un desplazamiento entre los integrantes de Cs.

En Madrid abren y cierran la lista miembros del partido, pero del segundo al cuarto puesto se incorporan tres nuevos rostros a la política española. Entre Albert Rivera y Patricia Reyes se hallan Marcos de Quinto, exvicepresidente de Coca-Cola; Sara Giménez, responsable de Igualdad en el Secretariado Gitano; y Edmundo Bal, abogado del Estado purgado por Pedro Sánchez por negarse a retirar algunos hechos que defendían la rebelión en el escrito de acusación contra los líderes del «procés».

Del mismo modo, en la lista europea hay otros tres fichajes entre los cinco primeros puestos —los únicos que se conocen hasta ahora—, aunque esta vez son nombres que sí estaban ligados a la política anteriormente.

Es el caso de la ya mencionada Rodríguez —número tres— y de Bauzá —número cinco—. Entre los que se sitúa el eurodiputado de Ciudadanos, Javier Nart, que esta vez será número cuatro de la lista. Encabeza el elenco al Parlamento Europeo Luis Garicano, que se impuso en las primarias a 235 afiliados «anónimos», y Maite Pagazaurtundúa, que sigue ligada a UPyD aunque los magentas vayan este año en las listas de Cs en el caso europeo.

Entre el resto de novedades que presentan en sus listas los liberales destacan Soraya Mayo, ex secretaria general de la Asociación de Trabajadores Autónomos, y Joan Mesquida, exsocialista que será el candidato de Cs a presidir las Islas Baleares.