Francisco Granados comparece en la Asamblea de Madrid
Francisco Granados comparece en la Asamblea de Madrid - EFE

Una exempleada de Correa alertó a Granados sobre la trama Gürtel

La Guardia Civil encontró la carta delatora en la casa del extesorero del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez

Actualizado:

Francisco Granados fue informado, durante su etapa como secretario general del PP de Madrid y número tres del Gobierno de la Comunidad, sobre las actividades de la trama Gürtel. Así lo confirma una carta anónima que guardaba en su domicilio Beltrán Gutiérrez, exgerente del partido. La misiva fue hallada en el registro que realizó la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil el 11 de febrero de 2016, dentro de la pieza separada de la operación Púnica que investiga la supuesta financiación del PP de Madrid y que sigue bajo secreto de sumario.

«Sr. Granados: Le escribo porque están engañando a su partido y debe saberlo», comenzaba la misiva, cuya autora se presentaba como «ex-empleada del grupo de empresas de FCS» y simpatizante «del PP». La carta fue enviada, obviamente, antes de febrero de 2009, cuando se produjeron las detenciones de la trama Gürtel. Según fuentes consultadas por ABC, Granados recibió varios avisos, además de esta carta, al menos entre los años 2007 y 2008, sobre las actividades de Francisco Correa. Ocurre que en esa época el entonces secretario general del PP de Madrid no solo estaba a sueldo de otra trama corrupta, la Púnica, sino que la lideraba, según los indicios.

La carta informaba de que tras el grupo FCS (iniciales de Francisco Correa Sánchez) había una maraña de empresas «dirigidas en la sombra por el señor Paco Correa (...) aunque su nombre siempre quede escondido y figuren personas de paja». La informante sabía de lo que hablaba, pues enumeró casi todas las empresas que manejaba el líder de Gürtel:«Special Eventos, TCM, Pasadena Viajes, Good and Better, Down Town Consulting, Easy Concept, Orange Market».

La exempleada de Correa relató que esas mercantiles «firman contratos millonarios con ayuntamientos y comunidades autónomas del PP fingiendo que no tienen nada que ver con Paco Correa ni con Pablo Crespo, y que son empresas independientes. Eso es falso».

Contra Aguirre y Rajoy

Francisco Correa, que creció como proveedor del PP en la etapa de José María Aznar, fue apartado con la llegada de Mariano Rajoy, pero se sirvió de las citadas empresas y de los testaferros para seguir facturando al PP en Madrid y la Comunidad Valenciana. La carta comunica que Correa estaba detrás de algunas publicaciones en prensa y que alardeaba de que iba a «llevarse por delante la hijaputa de Esperancita y si se descuidaban hasta a Marianito». De hecho, «Correa y Crespo siempre van presumiendo que van a "joder bien al PP" y a "follarse a Esperanza Aguirre" con facturas de la campaña electoral de las elecciones de 2003». Añadía que «dicen que usted les debe más de diez millones de pesetas de varios actos y que no les quiere pagar». Según la informante, Correa estaba tranquilo porque creía que él se libraría en una investigación porque lo tenia todo «oculto y bien guardadito»:«Decía que "a mí no me pillan, lo tengo todo fuera y si la cosa se pone mal me voy de este puto país y solucionado"».

La carta termina con un ofrecimiento a Granados y al PP para recibir más información y saber así «dónde han llevado todo el dinero que ganan». Aseguraba tener pruebas de los sobornos de Correa: «Aunque no sé si a usted le interesa saber mucho más, les puedo contar con todo detalle (empresas, paraísos fiscales, teléfonos ocultos, nombres de colaboradores, negocios que parecen legales y son tapaderas, dinero que le pagan a políticos, conversaciones sobre usted, sobre Esperanza Aguirre y el PP, etc)».

Si quiere recibir más información, la remitente pide a Granados que se lo comunique con una clave: insertar en los anuncios por palabras de un diario el siguiente texto:«Piso en Aravaca ideal para estudiantes. 1800€ mensuales. Abstenerse agencias. TF 60738XXXX».