La comunidad universitaria, habla con ABC - Vídeo: ABC

«En Europa el plagio se considera corrupción»

El sistema universitario habla y ABC recoge la voz de los profesores, doctores y catedráticos que, molestos, observan cómo el escándalo surgido tras destaparse los plagios de Sánchez perjudican la imagen de la comunidad

MadridActualizado:

El sistema universitario habla y ABC recoge la voz de los profesores, doctores y catedráticos que, molestos, observan cómo el escándalo surgido tras destaparse los plagios cometidos por el presidente del Gobiernoperjudican la imagen de la comunidad y empujan a Sánchez hacia una salida: la dimisión.

«Resta credibilidad a las Instituciones»

Pilar Rangel, profesora de Derecho Internacional Público (UMA)

«Ante los casos de plagio, la práctica habitual en Europa es la pérdida del título de Doctor y la dimisión, porque se considera un caso de corrupción. Pero en el caso de España se ha venido considerando como una disfunción», reconoce la profesora de Derecho Internacional Público de la Universidad de Málaga, Pilar Rangel. «Además, los últimos escándalos que han salpicado a las universidades restan credibilidad a estas instituciones. La comunidad universitaria queda en entredicho en estos casos que involucran a todos: alumno, profesor y a la propia institución», destaca. A juicio de Rangel, «la falta de profesionalidad política es la causa de ello por lo que hay que profesionalizar la política a base de títulos» y añade que, «para crear un político hoy hay que crearle antes un expediente académico brillante». «Estamos llegando a unos límites inaceptables», lamenta.

«La Universidad debe retirar su título de Doctor si hay plagio»

R. M. Serrera Contreras, catedrático de Historia de América (UV)

«Si el plagio es amplio, extendido y evidente, la Universidad puede -y debe- retirarle a un autor su título de Doctor. Una tesis doctoral debe ser original, inédita, de investigación y de autor; de un sólo autor. Esto debe cumplirse siempre para que alguien reciba el título doctoral», explica el catedrático de Historia de América de la Universidad de Sevilla, Ramón María Serrera Contreras.

«Todo lo que estamos leyendo estos últimos días (como los múltiples casos que han salido a la luz con anterioridad) me produce una profunda desazón y tristeza», lamenta Serrera Contreras antes de considerar que esto representa «un mal ejemplo» para los alumnos con los que trabaja, a los que siempre intenta «infundir que deben ser serios y honestos consigo mismo y con los demás en su trabajo como investigadores». «Para los jóvenes y para mí es un escándalo y un mal ejemplo todo lo que estamos viendo por parte de nuestros representantes políticos en los últimos meses», reconoce.

«Respecto a lo que debería hacer el presidente del Gobierno, después de 47 años de vida universitaria y después de haber estado en más de 200 tribunales de tesis doctorales, profesionalmente no puedo emitir una valoración sin haber estudiado la tesis anteriormente pero sí puedo hablar como un simple ciudadano que observa la crispación que ha generado este caso en la sociedad», aclara.

Con esta perspectiva, el profesor lo tiene claro: «Debería dimitir hoy mismo, pero no tanto por el tema de su tesis, sino por el grado de crispación que está introduciendo en este bendito país».

«Si hay plagio debería dimitir»

M. Alejandro Cardenete, catedrático de Economía (U. LOYOLA)

«Tanto este caso, como los “casos Masters”, no benefician al sistema universitario español. Ambos tipos de trabajo son el fruto del esfuerzo y lo que se viene publicando no hace más que denostar y trivializar algo realmente serio, denuncia Manuel Alejandro Cardenete, catedrático de Economía de la Universidad Loyola de Sevilla.

«En el caso de la tesis de Sánchez nadie se ha parado a analizar su validez científica. Aunque lo debe garantizar el tribunal, lo que realmente lo valida es el nivel de output científico que genera, con publicaciones en revistas indexadas. Si analizamos la base de datos IDEAS-REPEC, que reposita todas las publicaciones del área de Economía, se puede comprobar que las entradas a nombre del Presidente son cero», revela. «Si tras los análisis pertinentes se considera que hay plagio, la dimisión debería ser inmediata», sentencia.

«Perjudica a los títulos de doctor»

Julián Garde, vicerrector de Investigación y Política Científica (UCLM)

«Todos estos hechos que están saliendo a la luz, muchos demostrables y otros no, están perjudicando seriamente a la imagen de las universidades y a los títulos de doctor en España», explica el vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad de Castilla-La Mancha. Según él, es una situación «injusta» porque «hay suficientes elementos para garantizar la originalidad y calidad de una tesis», y porque a muchos estudiantes e investigadores «les cuesta mucho elaborar sus trabajos».

Como expone Garde, completar el doctorado no es fácil y como prueba de ello explica que de 2010 a 2015 unos 12.000 investigadores abandonaron sus tesis.

«Debería abrirse una investigación»

Luis Esquivias, catedrático (US)

«La Universidad debería abrir una investigación al presidente del Gobierno y, si llega a demostrarse la existencia de plagios en su tesis, Sánchez debe perder el título de Doctor y abandonar su cargo público: debe dimitir y convocar elecciones», resume el catedrático de la Universidad de Sevilla. Asimismo, critica los «atajos» de los políticos: «La Universidad sale perjudicada. En el ABC del jueves, Félix Machuca opinó muy atinadamente sobre el perjuicio de los estudiantes que pagan una matrícula y trabajan duro para lograr el título a causa de los atajos que toman los políticos para acceder a esos títulos».