Oriol Junqueras, durante la sesión constitutiva del Congreso
Oriol Junqueras, durante la sesión constitutiva del Congreso - Ignacio Gil

Defienden a los políticos catalanes presos en las fiestas patronales de Formentera

El pregón preparado por la comisión de fiestas ha generado controversia por las descalificaciones dirigidas a varios dirigentes políticos estatales

Palma de MallorcaActualizado:

La isla de Formentera acoge estos días las fiestas patronales de Santa María, llamadas «Fiestas de la Tierra», marcadas hasta ahora por la controversia generada a raíz de las descalificaciones a varios dirigentes políticos españoles y por las referencias explícitas en favor de los políticos catalanes en prisión preventiva por los presuntos delitos cometidos durante su participación en el llamado «procés».

La capital de Formentera, Sant Francesc, acogió el pasado domingo el primero de los conciertos previstos en la isla pitiusa para celebrar las citadas fiestas. El recital contó con la actuación del grupo de rock local Allsex y de la banda catalana Roba Estesa.

Según avanzó el digital «Formenteraavui.com», el líder de Allsex, Genís Campillo, se despidió del público asistente quejándose del elevado precio de los alquileres en Formentera y criticando que estén en la cárcel los políticos catalanes secesionistas juzgados recientemente por el Tribunal Supremo, con el juez Manuel Marchena como presidente del tribunal. Para interpretar el último tema musical de dicho concierto, Campillo se quitó la camiseta amarilla que llevaba y tocó desnudo, cubierto únicamente con su guitarra eléctrica.

Un pregón reivindicativo

Un día después, el pasado lunes por la noche, tuvo lugar un segundo concierto y la lectura del tradicional pregón de las fiestas de Santa María, preparado por la comisión de fiestas y redactado íntegramente en catalán. El texto había sido compuesto en verso —con rima asonante— y tuvo, como se ha señalado, un marcado carácter reivindicativo. Así, hubo críticas al«turismo de masas» y a «los turistas que son demasiados», con la inclusión de la expresión «guiris go home». Asimismo, se cuestionaron posibles nuevos proyectos urbanísticos futuros en la isla. «Todavía queda un largo camino, de lucha y trabajo de los vecinos», recitó la persona que leyó el texto.

En el pregón se criticaron también «la explotación» y «los abusos» que estarían sufriendo los trabajadores en la isla. A continuación, hubo una primera referencia a Vox, afirmándose que habría nacido un nuevo partido «fascista» y «opresor» en nuestro país. «Gritaremos y seguiremos gritando: "¡No, no pasarán!". La lucha continúa desde el 36 y hacia adelante», continuaba la citada proclama.

«Y mientras esta panda está en la televisión, políticos dignos aún están en la prisión. Es terrible y aún hay discusión. Tranquilos, la historia nos dará la razón», fueron los siguientes versos leídos. En ese momento se escucharon los primeros aplausos, mientras un asistente al acto gritaba «Visca la Terra Lliure!», expresión apoyada con un único «Visca!». «Pero mientras tanto, ni olvido ni perdón. Para estos jueces, justicia y calabozo. Marchena, mejor afíliate a Vox, quizás allí encontrarás un poco de amor», proseguía el pregón.

Críticas al PSOE, PP y Cs

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, también fue criticado. «Como siempre, nos la ha vuelto a jugar. Amiguito del Monarca, pero que dice ser republicano. Socialista, pero que mantendrá la reforma laboral. Os hablará de democracia y libertad, mientras los Jordis aún están encerrados», se dijo en referencia a Sánchez, a quien también se le recriminó que el rapero mallorquín Valtonyc y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel estén «exiliados» o que prosigan los desahucios de viviendas en España.

A continuación, el pregonero se refirió al presidente de Cs, Albert Rivera, como «Albert Primo de Rivera», y criticó «el PP de Aznar», del que dijo que era «ladrón» y que habría propiciado «el atentado que a Madrid malhirió», en referencia a los atentados del 11 de marzo de 2004. «Nunca lo perdonaremos, pagará por sus actos. No podrá tapar la muerte con banderas en las fachadas», apostilló.

Finalmente, en el pregón se hizo una defensa de las mujeres que luchan contra la lacra de la violencia de género: «La revolución será feminista o no será». Hubo, por último, críticas al capitalismo occidental y al consumismo. «Hemos de cambiar nuestra forma de vivir si el planeta queremos preservar», fue la conclusión.