Rezo de los viernes en la mezquita de la M-30
Rezo de los viernes en la mezquita de la M-30 - JOSÉ RAMÓN LADRA

La Comisión Islámica de España trabaja en un censo de imanes

El organismo que representa a las comunidades musulmanas espera tenerlo listo «para finales de año» y ha reconocido que «hay mucha variación» en el número, ya que «mucha gente lo hace voluntariamente y no está nombrado como tal»

MadridActualizado:

La Comisión Islámica de España ha informado este lunes de que está trabajando en un censo para averiguar cuántos imames hay en el país y de que espera tenerlo listo para «finales de año», tal y como ha explicado un portavoz de este organismo quien también ha aclarado que para convertirse en imán es necesario «dominar la lectura coránica» así como reconocer la legislación islámica. Sin embargo, ha matizado que la decisión final la tiene la junta directiva de la mezquita.

La elaboración de este censo ha coincidido con el hecho de que Abdelbaki Es Satty, que actuaba como imán en Ripoll (Gerona), se sospecha que pudo adoctrinar a la célula terrorista que atentó en Barcelona y Cambrils. A este respecto, la Comisión Islámica de España ha afirmado que todavía no tiene un censo de imanes que actúan en el país, pero que trabajan «para sacarlo a finales de año sobre los que tienen una residencia formal aquí y al mismo tiempo tienen un contrato».

El portavoz consultado ha añadido que «hay mucha variación» en el número de imames, puesto que «mucha gente lo hace voluntariamente y no está nombrado como tal», algo que sucede especialmente « en las comunidades pequeñas», al no poder afrontar los gastos de contratar a una persona.

La Comisión Islámica de España es el organismo interlocutor del Estado español con la comunidad musulmana desde el año 1992, de manera que representa ante el país a las principales federacionesy a las entidades sobre el islam.

Sin competencias

Sobre la existencia de la figura de una especie de «arbitro» que regule que en las mezquitas se promulgue en verdad el Corán y no se utilice para radicalizar a los musulmanes y reclutarlos para las filas del Daesh, el portavoz de la Comisión Islámica de España ha asegurado que son «los propios miembros de la comunidad quienes velan por la seguridad suya y de la mezquita», por lo que, a pesar de que ha defendido que «no hay constancia» de que se lleven estas prácticas, este fuente ha añadido que serían los mismos fieles quienes diesen la voz de alarma.

En este sentido, el vicepresidente de la Junta Islámica de España, Mohamed Escudero, ha especificado que «no existe un mecanismo específico para controlar» este asunto, pero que «compete a la propia asociación asegurar o verificar de alguna manera que esa persona desempeña su labor de manera competente».

Por último, sobre el método de elección ha coincidido en que «no hay definido exactamente los requisitos que tiene que cumplir un imán», aunque ha señalado que se tendrá en cuenta «el conocimiento religioso que esa persona tenga», ya que «hay imames que se forman en universidades de reconocido prestigio, ya sea en Marruecos o en otros países como Jordania, Arabia Saudí o Egipto».