Pedro Sánchez, en el Congreso
Pedro Sánchez, en el Congreso - MAYA BALANYÀ

La comisión de investigación sobre la tesis de Sánchez se extenderá durante un año

El presidente del Gobierno quiere evitar el mal trago de sentarse frente a los senadores de PP y Ciudadanos que evidenciaran las muchas faltas de integridad académica de su trabajo

MadridActualizado:

El plan de trabajo de la comisión de investigación sobre la elaboración y autoría de la tesis doctoral de Pedro Sánchez presentado por el PP estima que «el plazo de duración de la Comisión será de un año a partir de su puesta en funcionamiento». La comisión arrancará el próximo 1 de marzo, tras la segunda prórroga que el PP dio al PSOE, a la que también se acogieron Podemos y los nacionalistas. Esto significa que habrá comisión de investigación hasta, apróximadamente, marzo de 2020.

El último en comparecer será Pedro Sánchez, pues esa es la intención que tiene el PP, que cuenta con mayoría absoluta en la Cámara Alta. El PSOE quiere retrasar la comisión todo lo posible, de ahí las dos prórrogas, que pidió y que el PP le concedió oficialmente «por cortesía parlamentaria».

El presidente del Gobierno quiere evitar el mal trago de sentarse frente a los senadores de PP y Ciudadanos que evidenciaran las muchas faltas de integridad académica de su tesis y otras irregularidades en la obtención de su título de doctor, pero solo tiene una forma de frenarlo: adelantando las elecciones. Es una posibilidad que está sobre la mesa, pues si el Gobierno no logra apoyos para los presupuestos, amenaza con el adelanto a sus socios, como recordó recientemente la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Una convocatoria electoral disuelve las Cortes, lo que finiquitaría la comisión de la tesis en el Senado.

El formato de las comparecencias será de carácter monográfico o agrupado. En la primera opción comparece una sola persona, a la que los portavoces de los grupos le hacen preguntas con un tope de 20 minutos cada uno, a las que se responde sin límite de tiempo. En las agrupadas se presentarán varios comparecientes «en una misma sesión y para un mismo asunto». Los portavoces de los distintos grupos parlamentarios dispondrán de un máximo de diez minutos para su intervención, el mismo tiempo del que dispondrán los comparecientes para responder.