Carmena y Colau, junto al concejal madrileño Pablo Soto, ayer en el Teatro Español
Carmena y Colau, junto al concejal madrileño Pablo Soto, ayer en el Teatro Español - EFE

Colau apoya a Carmena en su «pelea sobre la financiación» con Montoro

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona instan acabar con «el patriarcado»

S.E.
MadridActualizado:

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, visitó ayer Madrid para compartir acto con la regidora de la capital, Manuela Carmena. Una nueva oportunidad de demostrar su afinidad política y personal. Ambas alcaldesas compartieron reflexiones en el Festival de Tecnologías de la Participación Ciudades Democráticas celebrado en el Teatro Español.

Aunque la temática se alejaba de la actualidad respecto a la crisis catalana, las dos líderes quisieron poner en el centro su estrategia de apaciguamiento y de entendimiento que abandera Catalunya en Comù en Cataluña y Podemos en el conjunto de España. «Madrid y Barcelona nos queremos». Así reivindicaban una vez más su apelación al «diálogo» entre los gobiernos de Rajoy y Puigdemont. Sin alusiones a las elecciones del 21 de diciembre, Colau cuestionó por igual la actuación del Gobierno central y de el Govern cesado.

«Son tiempos difíciles para nosotros pero que estemos aquí es una imagen que ilustra algo», señaló Colau. «Mientras los grandes gobiernos no saben ni cómo hablarse», las ciudades «se quieren», y «Madrid y Barcelona se quieren más que nunca», aseguraba Colau.

Apoyo contra Montoro

El análisis de la situación en Cataluña era descrita por Colau como «tiempos difíciles». Pero lo despojó de toda excepcionalidad al compararlo con la situación del Ayuntamiento de Madrid tras la decisión del Ministerio de Hacienda por tutelar sus cuentas por incumplir la regla de gasto. «Toda nuestra solidaridad con Madrid por esta pelea sobre la financiación», aseguró la alcaldesa de Barcelona.

Colau defendió que las ciudades deben trabajar para que los ciudadanos y los Ayuntamientos «tengan más poder» y lo ejemplificó con el rechazo por parte del Ministerio de Hacienda del plan de estabilidad presupuestaria ante lo cual trasladó su «solidaridad» con Madrid por «las peleas sobre la financiación».

También alertó del repunte del fascismo: «No queremos que el fascismo se repita», advirtió Colau. Carmena la secundaba después: «Vivimos en una especie de darwinismo social que nos empuja al todos contra todos y ahí aparece la extrema derecha». Las dos regidoras han puesto el feminismo en el centro de su discurso. Carmena llamó a seguir trabajando para «acabar con el patriarcado» e instaurar una «cultura de las mujeres». Mientras que Colau defendía que la revolución democrática del siglo XXI «será feminista o no será, será de abajo a arriba o no será y que será de las ciudades o no será».

Colau elogió los movimientos que a lo largo de la historia hasta conseguir que hombres y mujeres sean iguales ante la ley, aunque insistiendo en que «queda mucho por conquistar» porque la sociedad actual sigue siendo «machista y patriarcal».