Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos
Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos - EFE

Ciudadanos evita vetar al PSOE en las autonómicas por si surgen «disidentes» al «sanchismo»

La formación de Albert Rivera da por hecho el «sorpasso» al PP en algunas autonomías y pregunta a Pablo Casado si les apoyará

MadridActualizado:

Por el momento, un pacto entre el PSOE y Ciudadanos (Cs) como el que se vio en Andalucía en la anterior legislatura parece inviable. En la formación liberal consideran que Pedro Sánchez ha «radicalizado» a los socialistas y que a día de hoy es imposible llegar a un acuerdo con un partido que se apoya en «populistas» y nacionalistas. Sin embargo, al contrario de lo que sucedió antes de las elecciones generales del pasado 28 de abril, no hay ninguna votación formal de la Ejecutiva que invalide a los liberales a sellar pactos con los socialistas tras los comicios del 26 de mayo.

Fuentes de la dirección liberal aseguran que ahora mismo la puerta está cerrada y no descartan que se produzca una votación solemne que certifique un nuevo veto al PSOE. No obstante, tras la reunión del Comité Ejecutivo de este lunes, la portavoz nacional del partido, Inés Arrimadas, ha evitado ser tajante respecto al «no» a los socialistas, aunque sí ha manifestado que por el momento no surgen «disidentes» con el «sanchismo», con los que sí estarían dispuestos a negociar.

La pelota está pues en el tejado de los dirigentes socialistas, que si quieren contar con Cs como socios a nivel autonómico o municipal, deben dejar claro que se oponen a la deriva de Sánchez con «populistas» y nacionalistas. «¿Va a haber líderes del PSOE que critiquen los pactos de Sánchez con el nacionalismo, los indultos, la subida de impuestos? ¿Va a haber alguien en el PSOE que diga públicamente que Sánchez ha tomado un rumbo equivocado para el partido? ¿Alguien va a criticar que sus compañeros en Baleares vayan en la misma lista que ERC?», se ha preguntado Arrimadas, quien ha apuntado que «de momento no se ven disidentes».

Lo que sí es evidente es que la formación liberal se ha decantado por hacer oposición a Sánchez y que no reconsiderará, pese a las presiones, la posibilidad de entrar en un ejecutivo en coalición con los socialistas para alejarles de los brazos de Podemos y de los partidos nacionalistas. Arrimadas ha garantizado que Cs es «la única alternativa a Sánchez» y ha aplaudido el «crecimiento exponencial» que han registrado en las urnas. La portavoz de la Ejecutiva liberal ha alabado su crecimiento tanto en la España despoblada como en siete de las diez capitales españolas más pobladas, donde han superado al PP.

A por otro «sorpasso»

El 28-A, Cs rebasó a los populares en cinco comunidades autónomas –Comunidad de Madrid, Cataluña, Baleares, Aragón y Andalucía– y ahora Arrimadas da por hecho que esta situación se dará también en varias autonomías el 26-M. Por ello, le ha trasladado una pregunta al presidente del PP, Pablo Casado: «¿Va a apoyar a Ciudadanos donde podamos liderar el gobierno o va a permitir que gobiernen los socialistas con nacionalistas y populistas?»

«Casado, en vez de echar la bronca a los votantes, debería preguntarse por qué un partido que tenía más de 180 diputados hace unos años hoy tiene 66. ¿Nos va a apoyar a nosotros en esas comunidades donde quedemos por encima del PP?», ha insistido en esta línea.