La exministra de Defensa, Carme Chacón, antes de la solemne sesión de apertura de la X legislatura - efe

Chacón: «La democracia le sienta muy bien al PSOE, el debate es bueno para el partido»

La exministra de Defensa destaca que «por sus ideas y valores, las personas pasan y las ideas y los valores del PSOE permanecen»

efe
Majadahonda Actualizado:

La exministra de Defensa Carme Chacón ha afirmado este martes que respetará a todas las personas que estén dispuestas a ser elegidas democráticamente como líderes del PSOE, pero ha mantenido la incógnita sobre su candidatura.

Así lo ha puesto de manifiesto la dirigente socialista en declaraciones a los periodistas antes de asistir a una conferencia de José Borrell sobre socialismo y crisis europea, en la agrupación socialista de Majadahonda (Madrid).

Tras recordar que el PSOE tiene más de 130 años de historia, Chacón ha destacado que «por sus ideas y valores, las personas pasan y las ideas y los valores permanecen».

En este sentido ha añadido que «hoy es más imprescindible y urgente que nunca actualizar las ideas y los valores a la luz de la crisis que está viviendo Europa». «Un compañero como Borrell, con sus respuestas, es siempre imprescindible para debatir y actualizar las ideas y valores que conforman el socialismo y levantar el partido», ha afirmado Chacón.

A ser pregunta sobre la presentación de su candidatura para liderar el PSOE, la exministra ha afirmado que «la democracia le sienta muy bien al PSOE y siempre que un compañero quiera vivir una elección democrática, con ideas, con propuestas y debate es bueno para el partido».

«A la democracia le conviene un partido que abra puertas y ventanas y con personas dispuestas a ser elegidas democráticamente como líderes del partido, ha dicho Chacón, quien ha concluido que «toda persona que tome una decisión como ésta tiene todo mi respeto».

Chacón es una de las firmantes del manifiesto titulado «Mucho PSOE por hacer», junto con otros destacados miembros como Francisco Caamaño, Cristina Narbona, Juan Fernando López Aguilar y el propio José Borrell.