El juez Llarena
El juez Llarena - ABC

El CGPJ ampara a Llarena e insta al Gobierno a defender «la integridad» de los jueces españoles

El órgano de gobierno de los jueces califica como «un ataque planificado» las denuncia contra el magistrado de Puigdemont y el resto de sus exconsejeros de la Generalitat fugados

MadridActualizado:

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha acordado hoy otorgar al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena Conde después de que éste lo solicitara tras ser demandado ante los tribunales belgas por el expresidente de la Generalitat de Cataluña fugado, Carles Puigdemont, y los exconsellers huidos del Govern catalán Meritxell Serret, Antoni Comin, Clara Ponsatí y Lluis Puig.

El CGPJ considera las denuncias como «un ataque planificado a las condiciones de independencia en las que desarrolla su labor jurisdiccional» por parte de cinco de los procesados en la causa abierta por el proceso secesionista de Cataluña, que permanecen huidos de la Justicia española «con el único fin de condicionar y de influir en futuras resoluciones judiciales que puedan adoptarse» en ese y otros procedimientos.

En las demandas, los procesados afirman que la instrucción llevada a cabo por Llarena supone una vulneración flagrante de su presunción de inocencia y de la libertad de acción política y añaden que acusarles de ser rebeldes según el Código Penal español ofende claramente su honor, su integridad política y moral y el fundamento mismo de su acción política, concluyendo que el magistrado debe reparar íntegramente el daño causado en Bélgica.

Con esta decisión, el CGPJ anuncia que adoptará «todas las medidas necesarias» para garantizar la independencia y seguridad del magistrado y pide a los Ministerios de Justicia y de Asuntos Exteriores que actúen «para asegurar la integridad e inmunidad de la jurisdicción española ante los tribunales del Reino de Bélgica».

No perturbar en el futuro

La Comisión, una vez otorgado el amparo solicitado, exige de igual modo a los huidos «el cese o la abstención en el futuro de cualquier acto que perturbe el ejercicio independiente de la función jurisdiccional» de Llarena.

El acuerdo ha sido aprobado con los votos a favor del presidente del TS y del CGPJ, Carlos Lesmes; y de los vocales José Antonio Ballestero, Rafael Mozo, Juan Martínez Moya, Juan Manuel Fernández, José María Macías y Pilar Sepúlveda. La vocal Concepción Sáez, que hoy mismo ha abandonado su puesto en la Comisión para fichar por el Ministerio de Justicia, ha votado en contra.