Pablo Casado, líder del PP - EP Vídeo: Atlas

Casado: «Cs y Vox habrán querido imitarnos. El original es el PP»

El líder del PP acusa a Sánchez de vender a España por el «plato de lentejas» de seguir en La Moncloa

MadridActualizado:

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, negó este lunes que esté basando su estrategia electoral en parecerse a Ciudadanos o a Vox y sentenció que son estas dos formaciones «las que habrán querido imitar a un partido que lleva 30 años sirviendo a España» y recordó que sus líderes políticos militaron en el PP.

En una entrevista en Cope, el líder nacional de los populares respondió así cuando era preguntado por la posible amenaza electoral para el PP de Cs o Vox. «Si los electores ven semejanzas en otros partidos, bienvenidos sean, pero el original es el PP», se defendió.

«Habrá que preguntarle a Vox si juega al PP», señaló Casado, para acto seguido recordar que antes de que Vox tuviera representación parlamentaria él ya estaba hablando de inmigración, de bajadas de impuestos, de «personas sin colectivismos» y apostaba por referirse a las personas «sin etiquetar».

Casado adujo que son Cs y Vox los que «habrán querido imitar a un partido que lleva 30 años sirviendo a España». De hecho, recordó que el líder de Cs, Albert Rivera, militó en Nuevas Generaciones del PP y que el presidente de Vox, Santiago Abascal, lo hacía en el PP vasco.

Así, sostuvo que «habrá que preguntarles a ellos qué es lo que copian, de qué época o de quién del PP». En todo caso, Casado reiteró que la refundación del centro-derecha es «muy necesaria». «Optamos a refundarlo y refundirlo y eso se puede hacer con alianzas preelectorales y cuando estamos en el Gobierno con acuerdos», trasladó.

Casado dijo que «por supuesto» que cree que el pacto gestado en Andalucía con Cs y Vox es reeditable en otros lugares de la geografía española siempre y cuando los españoles envíen ese «mandato de cambio». «Somos el partido que estamos en la centralidad porque podemos negociar a la izquierda y a la derecha», sintetizó.

En otro orden de cosas, el líder del PP ha acusado a Pedro Sánchez de estar «vendiendo España por un puñado de días más en La Moncloa». «Ellos ya no ocultan que están siendo rehenes de los independentistas de Cataluña, es decir, que el plato de lentejas de seguir en la Moncloa les vale con romper España», ha enfatizado.

Ha criticado el cuadro presupuestario que recogen las cuentas públicas para 2019 que llegarán hoy al Congreso, en especial que dedique 6.000 millones más en impuestos y gasto público que, a su juicio, era «innecesario». «Creo que es letal para la economía española y creo que el pago de su alquiler en la Moncloa a sus socios populistas nos está saliendo demasiado caro», ha resaltado.

El líder de la oposición ha recalcado que la «primera mentira» de Sánchez es que no ha dado la voz a los españoles y quiere seguir hasta 2020. Y la «segunda mentira» es que prometió que «nunca aceptaría los votos de los que querían romper España» y finalmente llegó a la Moncloa gracias a ellos.

«Tenemos en la Moncloa un presidente del Gobierno que ha llegado mintiendo y que, además, en un acto público este fin de semana se regodea en la mentira», ha enfatizado, en alusión al mitin de Sánchez en Barcelona organizado por el PSC en el que dijo que Casado y Rivera pueden esperar «sentados» porque los socialistas van a gobernar hasta 2020.

Ante el aumento de la inversión para Cataluña en los PGE, Casado ha señalado que «esos 1.700 millones de euros anunciados» y la espera de ver cómo «se cristaliza el resto, claramente es una contrapartida». «Pero es que ya no lo oculta (Sánchez)», ha enfatizado, para criticar que el presidente del Gobierno siga la senda de su predecesor socialista José Luis Rodríguez Zapatero cuando aceptó aprobar el Estatuto catalán que viniera del Parlament.