Pablo Casado en el Congreso tras reunirse con los grupos del PP
Pablo Casado en el Congreso tras reunirse con los grupos del PP - Ignacio Gil

Casado reivindica la «moderación y la centralidad» en el PP

El líder del partido hace un gesto interno de integración en las Mesas parlamentarias

MadridActualizado:

Pablo Casado ha querido empezar la legislatura con una demostración de la fuerza del PP en la oposición, aunque esté bastante menguada tras las últimas elecciones. Ayer se reunió con los nuevos grupos populares del Congreso y del Senado, en total 136 parlamentarios, 66 diputados y 70 senadores incluidos los de designación autonómica, que dejan muy atrás a los 57 diputados y ocho senadores de Ciudadanos. Los parlamentarios del PP posaron en la Puerta de los Leones del Congreso para que se visualizara bien quién lidera la oposición.

Fue la primera cita en el Congreso para los «novatos», como Edurne Uriarte o Juan José Cortés. El partido pidió a todos que mostraran sus preferencias sobre el trabajo parlamentario que se les asignará. Cortés pidió la Comisión de Justicia y la defensa de los derechos del menor. Uriarte mostró su preferencia por las áreas de Constitucional, Calidad democrática, Igualdad, Exteriores y Defensa. La decisión la tomará la dirección del grupo. El nombre de los portavoces se deja para el próximo lunes, cuando está convocada la Junta Directiva Nacional, pero en los corrillos ya suenan nombres como Cuca Gamarra, Ana Beltrán, Guillermo Mariscal o Jaime de Olano, pero solo son quinielas.

En su primera intervención ante los grupos parlamentarios, Casado subrayó que son momentos complicados para España, «y muy complejos para el partido», después de sufrir lo que calificó de «tormenta perfecta» en las pasadas elecciones. «No nos conformamos con liderar la oposición, queremos liderar España desde la oposición», subrayó. La dirección nacional ha pedido a los parlamentarios que trabajen como si fuesen «186 diputados».

Las banderas del PP

El presidente del PP pidió unidad y cohesión a los suyos ante las elecciones municipales, autonómicas y europeas del domingo. Así, frente a la «incertidumbre» de esta legislatura con el Gobierno de Pedro Sánchez, defendió la «certidumbre de un partido unido y cohesionado, que sabe responder con seriedad y determinación en los momentos más difíciles como siempre hemos hecho. Una certidumbre que es la moderación y centralidad política que siempre hemos enarbolado».

El secretario general, Teodoro García Egea, anunció los nombres del PP para las Mesas del Congreso y del Senado, órganos en los que Génova sigue contando con los pesos pesados de la etapa de Rajoy. En el Congreso, Ana Pastor será vicepresidenta y Adolfo Suárez Illana, secretario. En el Senado, Pío García-Escudero ocupará una vicepresidencia, y Rafael Hernando y Salomé Pradas, sendas secretarías.