Alberto Ruiz-Gallardón recibe la cartera como ministro de Justicia de manos de su antecesor, Francisco Caamaño - efe
traspaso de carteras: justicia

Gallardón propone un Estatuto de la Víctima y reformará el CGPJ y el TC

«Llevar a la Justicia la capacidad de progreso que acuña la sociedad española» es uno de sus empeños para los próximos cuatro años, así como preservar la independencia e imparcialidad de los jueves y fiscales

E. Montañés
madrid Actualizado:

Uno de los primeros traspasos de carteras este jueves lotero se ha producido en la sede del Ministerio de Justicia. Alberto Ruiz-Gallardón, quien ya había dimitido a las 8.00 horas como alcalde de la Villa de Madrid, ha recibido de manos de su antecesor, Francisco Caamaño, la cartera que le acredita como el nuevo titular de Justicia. Ruiz-Gallardón había desempeñado hacía menos de una hora las labores como notario mayor del Reino en la toma de posesión de los otro doce titulares que componen el primero y nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. A él le ha agradecido expresamente «la generosidad que ha tenido el presidente del Gobierno» al encomendarle esta «responsabilidad» al frente de la Justicia en España y ha evocado a su padre José María Ruiz Gallardón, emocionado, al recordar cómo decidió ingresar en la carrera fiscal con su apoyo y consejo. Ahora él será quien dirija los designios de la carrera, y se ha propuesto mejorar la carrera de jueces y magistrados «para preservar su independencia e imparcialidad incluyendo al Ministerio fiscal», ha señalado. Pero en la intervención del madrileño al recoger el testigo del ministro socialista ya se ha vislumbrado que tiene un empeño particular: la de acuñar la modernización y la capacidad de progreso propia de la sociedad española en «una Justicia de calidad», que es uno de los «pilares de la empresa nacional» que tiene por delante el Gobierno para remontar de la crisis.

El ministro de Justicia se ha comprometido a elaborar un Estatuto de la Víctima, que explicite exactamente indemnizaciones y tipologías de víctimas, así como a reformar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y los requisitos en el acceso del Tribunal Constitucional (TC). Gallardón ha hecho suyo el discurso de investidura de Mariano Rajoy el pasado lunes 19 de diciembre y ha subrayado que esa renovación del TC conllevará nuevos requisitos para el acceso de los magistrados -«siempre en diálogo con la oposición, por supuesto», ha concedido- será uno de los frentes a acometer en su mandato los próximos cuatro años.

El ministro se ha definido como «un ser con afán inconformista e impulso rebelde»

Gallardón se ha definido como un ser con un «afán inconformista» y con un «impulso rebelde muy necesario para no aceptar la fatalidad y abrir caminos donde la senda de los problemas parece cerrarse».

Impulso a la modernización tecnológica

El titular de Justicia ha sido uno de los ministros que hoy más han descifrado acerca de las medidas que tratará de aplicar desde su nuevo cargo: entre otras iniciativas, ha avanzado que impulsará la modificación del sistema de designación del órgano de gobierno de los jueces y que intensificará las labores de modernización tecnológica en el sistema judicial, con el impulso a la Oficina Judicial única, que tantos problemas ha conllevado en el último tramo del mandato de Caamaño, como ha publicado ABC.es.

La sintonía también ha presidido el traspaso de poder en el Palacio de Parcent, en Justicia, en presencia de destacados miembros del CGPJ, como la portavoz Gabriela Bravo y Antonio Dorado, o exministros del PP, como Ángel Acebes y José María Michavila: Gallardón ha definido a Caamaño como un hombre «moderado y prudente» que asumió el puesto hace tres años en momentos difíciles.