El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un acto electoral en Málaga. A la izquierda, Juanma Moreno
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un acto electoral en Málaga. A la izquierda, Juanma Moreno - efe
BARÓMETRO DEL CIS

El Gobierno mantiene su optimismo: «Vamos a ser los más votados el 24-M»

Tranquilidad en La Moncloa pese al resultado ajustado del CIS y la tendencia a la baja del PP, que solo gana por 1,3 puntos al PSOE

Actualizado:

El último barómetro del CIS, que refleja una victoria muy ajustada del PP sobre el PSOE en el conjunto de España, y un retroceso importante del partido en todas las comunidades autónomas y grandes ciudades, no inquieta demasiado en el Palacio de la Moncloa. Mariano Rajoy mantiene su optimismo, convencido, por un lado, de que el PP será el claro ganador el próximo 24 de mayo, y por otro, que se cambiarán la tendencia y empezará a recuperar terreno perdido en los próximos meses, a medida que se afiance la recuperación económica, según fuentes de Moncloa consultadas por ABC. [Consulta completo el barómetro del CIS (PDF)]

«¿Preocupación? ¿Por qué, si seguimos siendo los primeros?», comentan en el entorno de Rajoy cuando se pregunta si el barómetro inquieta al presidente del Gobierno. Lo cierto es que no le pone en absoluto nervioso, y mantiene una tranquilidad y confianza, que transmite a su equipo, sobre los resultados reales en las urnas.

«Estamos por encima de todos los demás, no es un barómetro negativo para nosotros en absoluto», señalan en la sede del Gobierno. «Somos el partido preferido por los españoles, seguimos en primer lugar, y vamos a ganar las elecciones municipales y autonómicas del próximo 24 de mayo», afirman.

El optimismo de Rajoy y sus colaboradores parece que está a prueba de todo, aunque le avalan los datos económicos. Ese es su principal argumento que les permite mirar al futuro electoral con cierta tranquilidad, a sabiendas de que la creación de empleo va a más, y el crecimiento económico irá todavía mejor de lo anunciado, como dejó entrever el presidente del Gobierno en Valencia.

Pero el Ejecutivo también es consciente de que solo con economía no gana ni emprenderá la subida que esperan. En ese sentido, quieren subrayar el valor de las siglas del PP, frente a los «nuevos» sin experiencia, que pueden acabar de la noche a la mañana con el inicio de la recuperación. Por eso Rajoy insiste en descalificar las «ocurrencias» de partidos como Ciudadanos, adversario del PP, pero al mismo tiempo posible aliado tras las urnas.

El Gobierno y el PP también creen que el resultado del 24-M será decisivo para consolidar a los populares en las encuestas y empezar a recuperar más terreno. Una vez amortizado el voto de castigo que todos esperan, confían en recuperar parte del voto perdido, sobre todo cuando los electores vean la política de pactos que puede llevar a cabo Ciudadanos. Además, una victoria general en las municipales y autonómicas impulsará al PP como partido ganador, lo que le beneficiará antes las generales.