El ministro de Sanidad y Servicios Sociales, Alfonso Alonso, en un desayuno informativo el jueves en Madrid
El ministro de Sanidad y Servicios Sociales, Alfonso Alonso, en un desayuno informativo el jueves en Madrid - IGNACIO GIL
ESPAÑA

El Gobierno vuelve a dar largas con la reforma de la ley del Aborto

El ministro de Sanidad reconoce que el cambio previsto no está aún resuelto y el Ejecutivo sigue dando vueltas a la fórmula para llevarlo a cabo

Actualizado:

En octubre de 2014, poco después de llegar al Ministerio de Justicia en sustitución de Alberto Ruiz-Gallardón, Rafael Catalá aseguraba que la reforma mínima de la ley del Aborto se aprobaría con carácter inmediato. Más de tres meses después, aquel carácter inmediato se ha dilatado en el tiempo, y lo cierto es que el Gobierno aún no tiene fecha ni fórmula para sacar adelante la reforma que imponga el consentimiento paterno en el caso del aborto de menores. El ministro de Sanidad y Servicio Sociales, Alfonso Alonso, lo acaba de reconocer: el cambio «no está resuelto» todavía.

En realidad, el Gobierno ha ido dando largas a la reforma desde el principio de la legislatura, pese a ser una promesa de su programa electoral. La modificación planteada por Alberto Ruiz-Gallardón, que afectaba al conjunto de la ley y volvía al espíritu de la de 1985, no encontró ningún consenso en la oposición, y acabó retirada, lo que le costó el puesto al exministro de Justicia, que presentó su dimisión.

Desde ese momento, la reforma planteada se redujo ya a un único punto: el del consentimiento paterno para las menores. Y se anunció que se incluirá dentro de la ley de la infancia de forma inmediata. Pero pasaron las semanas y los meses, y la reforma sigue sin tener fecha... ni encaje.

El Consejo de Estado envió un tirón de orejas al Gobierno por querer cambiar la ley del Aborto, que es orgánica, a través de una ley ordinaria. Y todo se replanteó. Luego llegó el relevo al frente del Ministerio de Sanidad, con Alfonso Alonso al frente, y pidió tiempo para estudiar todo lo que tenía sobre la mesa.

Pasaron más semanas. A primeros de año, desde Sanidad se aseguró que se aprobaría en las primeras semanas de enero. Pero este mes se acaba, y el ministro, el jueves pasado, admitió que la reforma «no está resuelta aún», aunque expresó su confianza en solucionarlo «muy pronto», sin atreverse ya a dar una fecha más concreta.

«El asunto del consentimiento de los menores no es un asunto baladí y es, además, un compromiso del partido en nuestro programa electoral que cuenta con un consenso social muy amplio, pero todavía no está resuelto y espero que se pueda resolver muy pronto, porque es un compromiso que nosotros hemos adquirido y que vamos a poner en marcha», explicó Alonso.