efe

El PSOE asume que Tomás Gómez «tendrá que irse» si es imputado

Sánchez le seguirá apoyando si el caso del tranvía de Parla no va a más y porque no ve alternativa en el PSM

gabriel sanz
Actualizado:

Si en todo el PSOE hay preocupación por la amenaza de Podemos, en el caso de la Comunidad de Madrid el pánico surge ante la posibilidad de quedarse sin candidato a cinco meses de las elecciones. Tomás Gómez está amenazado por las supuestas irregularidades detectadas en las obras del tranvía de Parla cuando era alcalde de esta localidad del sur de Madrid. Como adelantó ABC, el presupuesto original sufrió una ampliación de más de 40 millones de euros. Por ello, la Fiscalía está investigando lo que considera que podría suponer delitos de «malversación de fondos» y «prevaricación».

Pese a que el caso está siendo investigado por la UDEF por orden de un juzgado de Parla, Gómez se agarra a que él no participó personalmente en ninguna de las juntas municipales que lo aprobaron, motivo por el que la juez número 5 de Parla aún no ha abierto diligencias contra él. El líder del PSM fía su suerte a esa circunstancia y la consideración de que es un caso «fabricado» por el PP.

«Tendrá que irse»

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, confirmó a ABC que, de momento, la dirección federal sigue apoyandole y así seguirá siendo mientras el asunto no vaya a más y se produzcan imputaciones. Sin embargo, otras fuentes de Ferraz del PSM consideran que se trata de un apoyo por interés «táctico». Más que por convencimiento en las opciones electorales de Gómez existe un miedo al vacío, ya que no hay un recambio claro a menos de cinco meses de las elecciones.

Pero, como admitió a este periódico un diputado nacional madrileño, pese a que Gómez no participó en los modificados de obra, «sí hay imputación del resto de concejales, que eran su equipo». «Y él lo sabe, porque políticamente ya nos está haciendo daño que lleve dos meses desaparecido para evitar la polémica», asegura.

El secretario general de otra de las federaciones más importantes del PSOE junto a la madrileña lo resumía gráficamente hace dos semanas a este periódico: «Mientras no haya imputación por el tranvía, nada. Pero si aparece un papel, tendrá que irse».

El caso estalló judicialmente con la petición de la Fiscalía -antes, siendo Gómez senador lo había desestimado el Tribunal Supremo-, pero realmente cobró fuerza en noviembre, tras el encarcelamiento por el caso Púnica del sucesor de Gómez al frente de la Alcaldía de Parla. José María Fraile había sido su concejal de Hacienda hasta 2009, y Gómez le definió como «un hermano» en una comparecencia del líder del PSM ante la prensa en la que sobresalió su rostro demudado.

Esa comparecencia desató todas las alarmas en la sede federal. Inmediatamente, tanto Pedro Sánchez como César Luena, pidieron explicaciones al secretario general de los socialistas madrileños y, de momento, parece que les bastan. Gómez sostiene que «no hay caso» sino un intento por parte del PP de judicializar su gestión en Parla para tapar el fracaso de la privatización de la sanidad madrileña. Por no haber, sostiene, no hay «ni informe escrito» del Tribunal de Cuentas, que ha rechazado tres denuncias de los populares, y todo es una «invención» para debilitar a un PSM que puede hacerse con el gobierno de la Comunidad de Madrid si los populares pierden la mayoría absoluta.

Tomás Gómez insiste en que, con él de secretario general no habrá ninguna «gran coalición» en la Puerta del Sol; es decir, llegado el caso, pactará la investidura con Podemos e Izquierda Unida. Permanentemente cuestionado internamente por quienes en el PSM y en otras federacioness le ven «muerto, aunque no quiera darse cuenta», el futuro de Gómez también se verá afectado por el de una sus potenciales socias, la candidata de IU, Tania Sánchez. Ella confiesa en privado que tampoco tiene claro que vaya a ser finalmente la candidata de IU a la Comunidad de Madrid, como consecuencia de las presuntas irregularidades cometidas en concesiones a asociaciones de su hermano cuando era concejal en Rivas-Vaciamadrid. Y una caída de las marcas PSM e IU pone en riesgo cualquier operación de suma de las izquierdas.

En Ferraz son conscientes del panorama y les preocupa sobremanera por el simbolismo que va a tener Madrid el 24 de mayo. El propio César Luena ha admitido que la «remontada» socialista en toda España solo puede ser gradual después del batacazo que supuso la pérdida en 2011 de decenas de alcaldías y gobiernos autonómicos. La única arma que les queda es que los populares pierdan las mayorías absolutas y que Podemos emerja, pero como tercera fuerza dispuesta a pactar con la segunda (ahora es el PSOE) para hacerse con los gobiernos autonómicos y municipales.

La amenaza de que la formación de Pablo Iglesias empate con los socialistas en toda España produce escalofríos en el equipo de Pedro Sánchez. Si se da ese escenario, no solo es que Tomás Gómez esté «muerto», como dicen sus detractores; es que también lo estaría el propio Sánchez, por lo que la tantas veces negada «gran coalición» PP-PSOE se convertiría en opción real.

Ciudadanos y el PP

De momento, Tomás Gómez despide el año confiando en que PSOE, IU y Podemos sumen más que el PP. Y no le hace ascos a la posibilidad de que Ciudadanos se presente por Madrid para restar «voto útil» de la derecha y el centro-derecha al PP madrileño. De hecho, ya ha mantenido alguna conversación con Albert Rivera al respecto, según ha podido saber este periódico.

El martes, el líder del PSM despidió 2014 contradiciendo en todo a su adversario González. Madrid está «mucho peor» y, sencillamente, el presidente de la Comunidad «intenta tomar el pelo a todos los madrileños». En su opinión Ignacio González «debería ser un poco más serio a la hora de hacer un balance» porque 2014 ha sido el año «en el que se ha puesto de manifiesto que la corrupción está en las raíces del PP de Madrid», tal y como, según él, se ha comprobado con el caso Gürtel o la operación Púnica.

En el día de ayer, Gómez aseguró sentirse respaldado por la Ejecutiva Federal del PSOE para ser el candidato en las elecciones autonómicas del próximo mayo. «Por supuesto, está clarísimo», ha respondido Tomás Gómez cuando los periodistas que le cuestionaron al respecto.