Santiago Abascal, líder de Vox
Santiago Abascal, líder de Vox - Efe

Vox propone que los menores tengan derecho a voto y lo ejerzan sus padres

El partido de Abascal reclama que las políticas públicas tengan en cuenta los intereses de la infancia y la juventud

Actualizado:

Vox, el partido presidido por Santiago Abascal, ha propuesto que los menores tengan derecho al voto y sean sus padres quienes lo ejerzan en su nombre como depositarios de los derechos políticos de sus hijos, con el fin de conseguir que las políticas públicas tengan en cuenta los intereses de la infancia y la juventud por representar «el futuro del país».

Esta es una de las ideas planteadas por la formación en el documento que sus dirigentes firmaron ante notario el pasado martes para plasmar por escrito su «compromiso con la vida y los valores». El texto contiene propuestas relacionadas con la vida, la familia, la educación y la natalidad.

En el apartado dedicado a la familia, Vox aboga por «la ampliación de los derechos políticos de los menores y su reconocimiento como iguales a los de los adultos». «Los derechos políticos de los niños serán tutelados por los padres o tutores legales mientras sigan siendo menores», de forma que los progenitores tendrán «un derecho al sufragio proporcionado al de los hijos de los que son responsables», precisa.

En declaraciones a Europa Press, Abascal ha explicado que no han concretado detalles relativos a quién sería el titular del derecho —si el padre o la madre— o qué ocurriría en caso de divorcio porque simplemente es una idea que lanzan al debate público. Vox defiende que se tomen medidas para favorecer la natalidad y el voto de los padres en nombre de sus hijos contribuiría a ello, además de hacer que «los niños puedan estar representados políticamente».

La responsable de ponencias sobre Vida y Familia en el Consejo Político del partido, Rocío Monasterio, ha indicado a Ep que, igual que los padres tutelan a los hijos en otros aspectos hasta que alcanzan la mayoría de edad, decidiendo por ejemplo en qué colegio van a recibir su educación, también deberían poder ejercer sus derechos políticos.

A su juicio, dar peso al voto de los niños podría hacer que los políticos, en lugar de aplicar «medidas cortoplacistas que producen graves problemas en el futuro», pusiesen «las luces largas» y legislasen y trabajasen «pensando en un futuro a largo plazo». Según este razonamiento, se daría más importancia a políticas relacionadas con la educación o el apoyo a la natalidad porque «habría votantes que apostarían por ello», ha afirmado.

En su compromiso con «la vida y los valores», Vox propone acabar con el aborto en España aplicando medidas de apoyo a la maternidad y la paternidad, ayudas a la infancia, un plan nacional de adopción o la promoción de la «cultura de la vida». Para aumentar la natalidad, sugiere políticas fiscales favorables a las familias, aumento de las becas y ayudas e incentivos a las empresas que contraten a personas con hijos.