Pedro Sánchez, líder del PSOE
Pedro Sánchez, líder del PSOE - Efe

El PSOE expulsa a los militantes que utilizaron las tarjetas de Caja Madrid

Pedro Sánchez aparta de forma provisional a los socialistas que no habían pedido la baja voluntaria, como hicieron otros seis militantes

Actualizado:

La dirección del PSOE ha decidido expulsar de manera provisional a los diez militantes que fueron titulares de las tarjetas opacas de Caja Madrid, con las que sus beneficiarios afrontaron gastos que nada tenían que ver con su actividad en la caja.

En un comunicado remitido este martes, el PSOE aclara que de los 16 socialistas implicados en el escándalo de las tarjetas, seis pidieron su baja de forma voluntaria. Los expulsados son Ángel Gómez del Pulgar, Joaquín García Pontes, Miguel Muñiz de las Cuevas, Gonzalo Martín Pascual, Virgilio Zapatero, Enedina Álvarez, Ignacio Varela, Miguel Ángel Abejón, José María de la Riva y José María Arteta. Ninguno de ellos había pedido la baja voluntaria en el partido.

La formación que lidera Pedro Sánchez toma esta decisión como consecuencia de la investigación abierta por la Comisión Ejecutiva Federal, siguiendo las instrucciones dadas por la dirección federal de obrar con «suma contundencia» ante cualquier irregularidad.

Le existencia de las tarjetas opacas se conoció hace dos semanas, el día 2 de octubre, y fue entonces cuando el PSOE solicitó explicaciones a sus militantes implicados. La dirección socialista quería saber en qué concepto se les concedió las tarjetas, la justificación de los gastos y su tratamiento fiscal.

Una vez concluido el plazo para las alegaciones, el PSOE estima que «concurren las circunstancias» que justifican las expulsiones provisionales de los diez socialistas que se beneficiaron de las tarjetas de Caja Madrid.

Código ético del PSOE

Tras destaparse el caso, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pidió «perdón» a los ciudadanos por los militantes socialistas que tenían tarjetas opacas y prometió actuar implacablemente y con contundencia.

El pasado sábado, el PSOE dio luz verde a un código ético que prohíbe a todos sus cargos públicos aceptar regalos, en efectivo o en especie, de personas relacionadas con su actividad política y cuyo valor supere los 60 euros.

El juez Andreu, de la Audiencia Nacional, rechazó imputar a los exconsejeros y exdirectivos de Caja Madrid y Bankia que utilizaron las tarjetas opacas a la espera de que los peritos del Banco de España se pronuncien sobre el caso. Los implicados cargaron 15,5 millones entre 1999 y 2012.

Según el detalle de movimientos de las visas de las 83 personas que llegaron a usar sus visas, dos de las cuales ya están fallecidas, la mayor parte de los 15,5 millones de euros fue a parar a restaurantes de cuatro y cinco tenedores, hoteles de lujo y tiendas de ropa de marcas exclusivas, aunque no faltaron compras de billetes de metro o peajes de autopista.