Miguel Arias Cañete - Efe
Comisario Europeo

La votación sobre la candidatura de Arias Cañete puede retrasarse hasta el lunes

Coordinadores de las comisiones de Medio Ambiente e Industria se reúnen para intentar lograr un acuerdo sobre el nombramiento

EP
Actualizado:

Los grupos políticos de la Eurocámara se reúnen este jueves para tratar de decidir si dan su aprobado a que el exministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, se convierta en comisario de Energía y Cambio Climático en el nuevo Ejecutivo comunitario de Jean-Claude Juncker. Los eurodiputados examinaron ayer durante tres horas y le interrogaron sobre sus proyectos, sus posibles conflictos de interés por la presencia de familiares en empresas petroleras y sus declaraciones machistas durante la campaña electoral.

Los coordinadores de los grupos políticos en las comisiones de Medio Ambiente e Industria, las dos que examinaron a Arias Cañete, se reunirán entre las 11:30 y las 12:30 para intentar lograr un acuerdo. Si no lo consiguen, como parece probable, cualquier grupo podría forzar una votación en la que participen todos los eurodiputados de las dos comisiones. También podrían pedir al exministro de Agricultura que pase un segundo examen la semana que viene para aclarar cuestiones que consideren pendientes, como ya ha ocurrido con el candidato británico, Jonathan Hill.

De momento, Arias Cañete cuenta con el apoyo sin fisuras de su grupo político, el PP europeo. «Cañete fue convincente y estaba bien preparado», dijo el portavoz del PP en la comisión de Industria, Krisjanis Karins, al termino de la audiencia. Los populares consideran que el candidato español aclaró las dudas sobre posibles conflictos de interés y celebran que se disculpara por sus «desafortunados comentarios sobre igualdad de género».

El nombramiento de Cañete depende así de lo que haga el grupo socialista europeo, que atacó con dureza durante la audiencia al exministro de Agricultura por sus conflictos de interés. «No nos pone las cosas fáciles. Primero nos insulta a todas las mujeres. Después, para bordear un clarísimo conflicto de intereses, vende precipitadamente sus acciones (en empresas petroleras). Y 24 horas antes de esta audición, declara haber cobrado sobresueldos del PP», le echó en cara la jefa de la delegación del PSOE en la Eurocámara, Iratxe García.

Los eurodiputados socialistas preguntaron reiteradamente a Cañete si su cuñado sigue teniendo acciones en empresas petroleras, algo que el candidato español ha eludido contestar. «Cañete tiene conflictos de intereses políticos y personales. Qué está haciendo Juncker ahora», escribió en su cuenta de Twitter el eurodiputado socialista alemán Jo Leinen al término de la audiencia.

La votación sobre la candidatura de Cañete podría retrasarse hasta el lunes para vincularla a la del comisario designado de Asuntos Económicos, el socialista galo Pierre Moscovici, que no es visto con buenos ojos por el PP europeo por las dificultades de Francia para cuadrar sus cuentas, según fuentes europeas. Populares, socialistas y liberales han alcanzado un pacto de estabilidad parlamentaria que a priori hace improbable que caiga ningún comisario.