El ascenso de Pedro Sánchez: de diputado «desconocido» a secretario general del PSOE
Pedro Sanchez en una entrevista en Televisión Española - abc
nuevo líder socialista

El ascenso de Pedro Sánchez: de diputado «desconocido» a secretario general del PSOE

Es economista, habla inglés y francés y actualmente es diputado en el Congreso por Madrid

Actualizado:

En unas pocas semanas, Pedro Sánchez ha pasado de ser un diputado desconocido para la mayoría de los votantes a político de primera línea tras ganar las primarias del PSOE y alcanzar la secretaría general.

Cuando en mayo de este año, muchos pedían nuevas caras nuevas a la cúpula del Partido, el diputado madrileño decidió presentarse a las primarias del partido para hacer frente a Eduardo Madina. Pedro Sánchez, que por entonces era diputado por Madrid, era el candidato a las primarias más desconocido para la mayoría, pero podría colmar las expectativas de aquellos que quieren que el partido rompa definitivamente con su pasado y recupere la ilusión perdida de los votantes. Este economista, con tres idiomas y un currículum internacional, es el que finalmente ha hecho frente a Eduardo Madina.

Nadie desprecia ya a los candidatos que no acaparan la atención mediática desde que un desconocido José Luis Rodríguez Zapatero ganó el 35º Congreso Federal del PSOE en el año 2000 y reflótó el partido que Joaquín Almunia había dejado hundido con unos resultados electorales desastrosos. Pedro Sánchez compartía un objetivo con el mencionado expresidente (recuperar la ilusión de la militancia), pero tiene un perfil mucho más innovador: dos idiomas más, una dilatada experiencia internacional y además es economista.

A sus 41 años, Sánchez compagina su acta de diputado en el Congreso por Madrid con su labor como profesor de Economía en la Universidad Camilo José Cela. Antes de sustituir a Cristina Narbona cuando la exministra renunció a su escaño, había sido concejal del Ayuntamiento de Madrid (2005-2009) y diputado de 2009 a 2011. La secretaria de Política Social del PSOE , Trinidad Jiménez, fue su madrina política, incluso, ofició su boda.

Un perfil más moderno

Defensor de la ecología, este diputado repara muchas de las carencias históricas que se les han reprochado a los políticos nacionales: habla inglés y francés y tiene experiencia profesional tanto en la empresa privada como en organismos públicos. Sabe lo que es crecer lejos del amparo del partido, ha trabajado como autónomo ejerciendo de consultor en proyectos internacionales. Aunque su experiencia política se centra en la política autonómica y estatal, tiene un marcado perfil internacional. Trabajó para Naciones Unidas en Sarajevo (Bosnia) durante la guerra de Kosovo y en el Parlamento Europeo con la socialista Barbara Dürhkop.

Este joven deportista, aficionado baloncesto y jugador hasta los 21 años del equipo Estudiantes, entiende perfectamente el funcionamiento de internet y las redes sociales. Tiene un Twitter que actualiza personalmente y antes de ser candidato también ostentaba un blog (hoy sustituido por una página web profesional) donde contaba sus experiencias políticas. Poco queda ya de ese joven diputado desconocido que hoy ocupa todas las portadas de los periódicos como nuevo secretario general.