Quiroga pide «perdón» por «dañar la imagen» del PP vasco y reclama apoyo a un «liderazgo plural»
Arantza Quiroga, entre Alfonso Alonso y María Dolores de Cospedal - efe

Quiroga pide «perdón» por «dañar la imagen» del PP vasco y reclama apoyo a un «liderazgo plural»

La presidenta vasca se somete esta tarde al voto de los afiliados en un cónclave enrarecido por la salida de Oyarzábal y en la que se busca unidad

itziar reyero
Actualizado:

«Pido perdón a todos los que os hayáis sentido ofendidos en este complicado tránsito hasta el congreso de hoy… Perdón, por encima de todo, por dañar la imagen de unas siglas como éstas, las del PP vasco». Así ha sido el arranque de discurso de la presidenta de los populares vascos, Arantza Quiroga, en un congreso organizado para ratificar su liderazgo, pero que se ha visto claramente mediatizado por la salida de la dirección regional de Iñaki Oyarzábal, hasta ahora número dos.

Quiroga, quien está respaldada por la secretaria general de Génova, María Dolores de Cospedal, y también por el presidente Mariano Rajoy, que clausurará esta tarde el cónclave, se ha imbuido del sentimentalismo que predomina en el Kursaal de San Sebastián por la salida de Oyarzábal, el más aclamado, con el que se ha abrazado y ante el que ha dejado escapar incluso las lágrimas.

En su discurso para defender su candidatura y reclamar el apoyo de la afiliación a su nueva dirección, que se vota esta tarde, ha justificado su decisión de prescindir del político alavés y reorganizar el equipo «sin pretender menospreciar a nadie» ni «romper equilibrios» internos.

«No quiero un partido encerrado en despachos, de espaldas a la calle, alejado de la gente (…) Quiero un partido rebelde, sin complejos, sin corsés, al servicio del ciudadano», ha señalado.

Pese a admitir «dudas» a la hora de convocar el congreso y «mover el banquillo», asegura que ha actuado siempre por convicción de lo que era mejor para la nueva etapa que ahora afronta. «No para salir aclamada, sino para mover, estimular e inyectar el PP vasco, el de siempre, a los nuevos retos. Quiero un partido vivo, un partido que sienta, que respire en la calle», ha formulado Quiroga.

En medio de un clima de profunda tensión con el aparato del PP alavés y su pugna por asegurarse el control interno, la líder guipuzcoana también ha querido reconocer el «fenomenal esfuerzo» de este territorio. «Quiero reconocer hoy aquí el increíble trabajo de todos y cada uno de los miembros del PP de Álava, liderados por Alfonso Alonso». El presidente alavés y portavoz del PP en el Congreso ha asegurado en una intervención anterior su respaldo a la presidenta vasca. «No voy a hacer llorar a Arantza Quiroga como ha hecho Iñaki Oyarzábal (…) Tienes todo nuestro apoyo», han sido las palabras de Alonso desde la tribuna del Kursaal. También el propio Oyarzábal ha pedido ante la militancia el respaldo para la guipuzcoana. Antonio Basagoiti les ha animado a «remar todos en la misma dirección» de la «trainera» del PP vasco que pilota Quiroga.

La política guipuzcoana ha pedido el apoyo de los militantes a un «liderazgo plural» y «compartido». «Esto no es un dream team de jugadores estrellas (...) solos no podemos casi nada, juntos casi todo».