Eguiguren defiende una Constitución propia para los vascos
El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, en una foto de archivo - efe

Eguiguren defiende una Constitución propia para los vascos

El líder del PSE-EE cree que Rubalcaba «aguantará y resistirá» y acabará siendo presidente del Gobierno

Actualizado:

El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, ha defendido una Constitución propia para los vascos, ya que «los vascos no es que sean anticonstitucionales, sino que consideran que tienen una Constitución que no es la suya». Además, ha reprochado al Gobierno central haber ignorado el proceso de paz, por lo que ha pedido la libertad para Arnaldo Otegi y el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco.

Entrevistado en la «Cadena Ser» el dirigente socialista ha hecho balance de los tres años de paz en el País Vasco. Aunque desconoce si se verá un desarme de ETA en los próximos meses, ha precisado que lo que se ha visto ya es «el desarme de la sociedad vasca» ya que Euskadi ha pasado de ser un lugar conflictivo y «un problema para España» a ser «el oasis vasco».

«Lo que ha ocurrido en el tema vasco es que en contra de todas las previsiones, el sentido común, y de cualquier Gobierno que tuviera un poco de inteligencia o aunque no lo tuviera y fuera un gobierno imbécil, sabe que estos temas hay que abordarlos cuanto antes y no dejarlos pudrir», ha dicho. Tras subrayar que «aquí nadie ha querido saber nada una vez que se hizo lo que llamamos la paz», ha advertido de que «las cosas van bien, irán bien» aunque «no será porque desde la política se haya ayudado».

En este sentido, ha explicado que tendrían que haberse movido tanto el Gobierno como ETA, si bien ha reconocido que a «una organización terrorista es mas difícil de pedir que se mueva, aunque en este caso es el que se ha movido». La responsabilidad del Gobierno ante esta situación «es intentar que cuanto antes esto forme parte del pasado», ha dicho.

Eguiguren ha recordado que en su día se llevó a cabo el alejamiento de los presos buscando la reinserción, pero ha indicado que «todo aquello es una cosa lejana» ya que «en estos momentos todo el mundo sabe que esa política no tiene sentido, pero ni se ha movido un pelo y tampoco nadie lo denuncia y a nadie le interesa». «Yo como defendí en su día el alejamiento y la dispersión me siento con autoridad para pedir ahora el acercamiento y que se busquen todas las fórmulas que el derecho penal español ofrece, que son muchas, para responder a esta situación», ha señalado.

En opinión de Eguiguren, ni siquiera hace falta comunicación entre el Gobierno y ETA ya que el Ejecutivo español lo que tiene que hacer es de «forma unilateral» puesto que «se le ha dado uno de los problemas más graves que ha tenido España a lo largo e la transición, prácticamente resuelto y en vez de utilizarlo como un dato positivo en un país donde faltan datos positivo ha querido ignorarlo. Es algo muy difícil de entender».

En este punto, el presidente del PSE-EE ha explicado que con lo que ha pasado en el País Vasco, se podía haber retomado «el consenso de la transición» y podía haber facilitado que los vascos «hagamos nuestro propio pacto estatutario o constitucional para pasar a una nueva fase». «Pero es como si no hubiera querido saber nada. Como si hubiera preferido casi que el conflicto hubiera seguido», ha añadido.

Izquierda Abertzale

Eguiguren, que ha visitado recientemente al dirigente de la izquierda abertzale a Arnaldo Otegi en la cárcel, ha explicado que la izquierda abertzale «carece de una definición ideológica-política lo cual le puede traer grandes problemas para consolidarse». El dirigente socialista ha considerado además «absurdo» que se «El nacionalismo de Sabino hoy en día no tiene ningún sentido»mantenga en la cárcel a los lideres, pero ha insistido en que ellos también «tienen que hacer una reflexión ideológica» puesto que «que el nacionalismo de Sabino está bien pero hoy en día no tiene ningún sentido, o al menos para una formación política de izquierdas».

«Creo que a España y a Euskadi le interesa una izquierda nacionalista consolidada y fuerte para que no ocurra lo que ha ocurrido anteriormente», ha dicho. En este sentido, ha explicado que la «situación de impass con los líderes en la cárcel» y las bases sin unas directrices claras «no es bueno para la ellos ni para la izquierda vasca, que necesitamos también compañeros el día de mañana para hacer la alternativa».

Asimismo, ha indicado que tampoco es bueno para España porque «le interesa que el tema vasco quede resuelto». Eguiguren ha subrayado que se trata de una tarea que la tiene que hacer básicamente la izquierda abertzale, pero ha preguntado qué hubiera pasado si « Felipe González o Alfonso Guerra en la transición hubieran estado el cárcel». «En cualquier país mínimamente inteligente en una situación de estas a los líderes, que son muy importantes en los partidos políticos, hay que dejarles actuar y dejarles en libertad porque es bueno para el país», ha añadido.

A su juicio, Otegi es además el líder que puede decirle a Batasuna «cosas que no le guste oír», entre ellas «que hay que romper el cordón umbilical con el PNV». De este modo, ha recordado que el «Rubalcaba acabará siendo el presidente del Gobierno»futuro «solo se puede construir si llegamos a compartir unos mínimos comunes en el País Vasco entre todos, y sobre todo en la izquierda». En cualquier caso, Eguiguren ha insistido en que para poder llegar a acuerdos, la izquierda abertzale «tiene que evolucionar y cambiar mucho porque dicen que no son sabinianos pero los esquemas mentales son nacionalistas tradicionales» .

Asimismo, Eguiguren cree que el PSE también tiene que experimentar cambios «sabiendo que somos un partido político de una nación, que es Euskadi, y que como tal le gusta que le manden los suyos».

Por último, Eguiguren ha señalado que el actual secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, «aguantará y resistirá» en su cargo, y acabará siendo el presidente del Gobierno.