Margallo desvela que Cuba pidió a España el fin de la Posición Común a cambio de Carromero
Margallo en la Comisión de Exteriores del Congreso este jueves - efe
comisión de exteriores

Margallo desvela que Cuba pidió a España el fin de la Posición Común a cambio de Carromero

El ministro asegura que el Gobierno se negó y no hubo ninguna contraprestación política para el traslado del dirigente juvenil del PP

Actualizado:

José Manuel García-Margallo, ha desvelado este jueves que las autoridades cubanas pidieron que España apoyara la modificación de la Posición Común de la Unión Europea sobre Cuba a cambio del traslado a nuestro país del dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero.

El ministro de Asuntos Exteriores, que comparecía ante la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados, ha señalado que el Gobierno se negó y que no ha habido ningún tipo de «contraprestación» al régimen para conseguir que el dirigente juvenil del PP cumpla en España la condena que le fue impuesta por la muerte en accidente de los disidentes anticastristas Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Ha insistido García-Margallo en que se rechazó la demanda del Gobierno cubano que, desde hace tiempo, pretende que la Unión Europea de por cancelada la Posición Común impuesta en 1996 que condiciona la cooperación con la isla a que haya avances democratizadores y en materia de derechos humanos. Pese a la negativa española, según el ministro, Cuba accedió al traslado de Carromero y «no hubo contraprestación política alguna».

García-Margallo ha reiterado que España sigue apoyando en la UE esa Posición Común, aunque apuesta por una flexibilidad en su interpretación, que permita negociar un posible acuerdo de cooperación con Cuba.

El debate en la Comisión de Asuntos Exteriores ha tenido un momento de especial tensión, tras la intervención de la diputada de UPyD Irene Lozano, quien, lo mismo que el portavoz de CiU Jordi Xuclá, se ha quedado sin respuesta cuando ha pregutnado al ministro si el Gobierno da por buena la versión oficial de las autoridades cubanas o apoyará una investigación internacional independiente sobre los sucedido, como reclama la familia de Oswaldo Payá.

Lozano ha acusado al Ejecutivo de «dar cobertura internacional a la versión oficial cubana». Garcia-Margallo ha replicado que con sus declaraciones está poniendo en peligro que puedan abandonar la isla otros cuatro españoles detenidos y pendientes de juicio en Cuba. La diputada, a su vez, ha afirmado que la responsabilidad del futuro de esas personas corresponde al Gobierno y no a un grupo de cinco diputados, como el suyo, por lo que no aceptaba que el ministro le «endilgara» esa responsabilidad.