Rajoy, ayer junto a su esposa tras conocer los resultados
Rajoy, ayer junto a su esposa tras conocer los resultados - REUTERS

Rajoy intentará negociar la abstención del PSOE «porque no queda otra»

en Génova reconocen que es muy difícil un gobierno estable de PP y PSOE y consideran que tienen que poner todas sus en lograr la abstención de los socialistas en la votación de investidura

Actualizado:

El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, intentará negociar la abstención del PSOE, además de la de Ciudadanos, para poder seguir gobernando porque considera que «no queda otra». Así lo confirmaron fuentes de la dirección nacional del PP y del Gobierno a Servimedia que subrayan que ésta es la principal conclusión que anoche salió del despacho de Rajoy en la sede nacional del partido nada más conocerse los resultados de las elecciones del 20 de diciembre.

Los populares, que obtuvieron 123 diputados en la urnas, creen que la mejor opción para que Rajoy siga en La Moncloa es intentar negociar la abstención del PSOE, que logró 90 escaños. De ese modo, junto a la ya anunciada abstencion de Ciudadanos, Rajoy podría ser reelegido presidente en una segunda votación de investidura y poder, así, garantizar la gobernabilidad y estabilidad del país. Este planteamiento se produjo en Génova después de que la opción que se veía más probable, sobre todo en la precampaña, la posible suma con Ciudadanos, se quedara lejos de la mayoría absoluta (176). El partido de Albert Rivera consiguió finalmente 40 representantes en el Congreso de los Diputados, frente a los 50-60 que le otorgaban muchas encuestas.

Gran coalición

Ante este escenario, las fuentes consultadas subrayan que «no queda otra» que negociar con el PSOE. El propio vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Fernando Martínez-Maíllo, no descartó este lunes en una entrevista en TVE una gran coalición «a la alemana» entre los que siguen siendo los dos grandes partidos políticos del país. «Es una muy buena pregunta para Pedro Sánchez», dijo en referencia al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para subrayar que «él tiene una responsabilidad como segunda fuerza». Sin embargo, en Génova reconocen que es muy difícil un gobierno estable de PP y PSOE y consideran que tienen que poner todas sus fuerzas en los próximos días y semanas en lograr la abstención de los socialistas en la votación de Rajoy para que pueda ser investido.

Los populares abogan por dar «certidumbre» al país con un Ejecutivo estable y, al mismo tiempo, quieren evitar a toda costa un gobierno de izquierdas «a la portuguesa»; en el que tenga un peso significativo Podemos con sus 69 diputados y del que formen parte, además, otros partidos nacionalistas teniendo en cuenta que el PSOE sumaría 159 diputados con la formación de Pablo Iglesias y se quedarían a 17 de la mayoría abosoluta.

Miran a Susana Díaz

En este sentido, como ya apuntaron el pasado jueves desde la dirección nacional de campaña, el PP sigue mirando a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, pese a que Sánchez no ha salido tan mal parado este 20-D como pensaban en Génova. Reconocen los populares que Rajoy tiene «una relación correcta» con Díaz y que su visión de España «encajaría mejor con la del PP». Además, subrayan en el PP que Sánchez recibirá "muchas presiones" no sólo de su propio partido para poder garantizar la gobernabilidad del país y no ir a una nueva convocatoria de elecciones, sino que éstas también llegarán de Bruselas y del Ibex 35.

A este respecto, inciden en que el proceso para poder formar gobierno será «muy largo» y reconocen que no se creen la declaración inicial del secretario de Organización del PSOE, César Luena, que ya anunció este lunes que los socialistas votarán en contra la investidura de Mariano Rajoy. De hecho, en la sede socialista de Ferraz insisten en que su partido no apoyará una investidura de Rajoy porque los españoles les han votado para «echar al PP» de La Moncloa. «Han votado cambio», subrayan desde el entorno de Pedro Sánchez. Por su parte, el vicesecretario general de Sectorial del PP, Javier Maroto, advirtió en una entrevista en Telecinco de que esa posición del PSOE ½es muy prematura, muy poco responsable, anunciar algo tan importante en horas».