Sánchez y Torra se reunieron en diciembre de 2018
Sánchez y Torra se reunieron en diciembre de 2018 - EFE
Elecciones Generales

El PSOE ante el nacionalismo

Repasamos los momentos clave de la relación entre los socialistas y los independentistas catalanes

Sigue en directo la campaña electoral de las elecciones generales 2019

MadridActualizado:

Han pasado ya más de 15 años desde que el PSC alcanzó el poder en Cataluña en un momento en el que el PSOE ocupaba también el Gobierno central. Desde entonces hasta ahora ambas marcas han sufrido un importante retroceso electoral y han visto sus camino separado por el modelo territorial. Pedro Sánchez y Miquel Iceta han encontrado un espacio para una propuesta conjunta. ¿Cuándo empezó todo?

Los tripartitos con ERC e ICV

El día en que José Luis Rodríguez Zapatero prometió su apoyo al proyecto del Estatut de Cataluña que saliese del Parlament muchas cosas empezaron a torcerse. El socialista Pascual Maragall promovió desde su gobierno tripartito con ERC e ICV una reforma estatutaria que no había llegado a plantear su predecesor Jordi Pujol. El PSC salió a la calle a protestar en 2006 contra la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba una pequeña parte del Estatut

El PSC y el derecho a decidir

Desalojado del poder tras los dos tripartitos, el PSC se instaló en una espiral de continuado declive en Cataluña. Con Pere Navarro como líder los socialistas catalanes defendían en su programa electoral el derecho a decidir. En dos ocasiones diferentes sus diputados rompieron la disciplina de voto en el Congreso de los Diputados para posicionarse a favor del derecho de autodeterminación.

La Declaración de Granada

Fue bajo el mandato de Alfredo Pérez Rubalcaba cuando el PSOE trató de recomponer su posición sobre política territorial. De ahí salió la propuesta de una reforma de la Constitución en sentido federal. Era 2013, y el PSC seguía defendiendo en paralelo el derecho a decidir como hoja de ruta.

Plurinacionalidad como principio

Elemento clave de la campaña de primarias del PSOE en 2017. Sánchez planteó que esa reforma que defendía el PSOE debía incluir el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado. Díaz lo acusó de explorar los márgenes de lo acordado en Granada. Esa ambición está incorporada el texto político del 39 Congreso del PSOE. Aunque en el programa de ayer no hay una referencia explícita.

Iceta-Sánchez en plena sintonía

Con el PSC habiendo rechazado en 2015 el derecho de autodeterminación y con Sánchez de nuevo en Ferraz -apostando por la plurinacionalidad- el PSOE y el PSC se han mimetizado en su propuesta territorial. Ese consenso se llama Declaración de Barcelona. En ese texto se plantea recuperar mediante Ley Orgánica algunos artículos del Estatut anulados por el Tribunal Cosntitucional, mejorar el sistema de financiación y aumentar las inversiones del Estado y el reconocimiento de la lengua, la cultura y los símbolos de Cataluña.

Aplicó el 155 pero ahora lo rechaza

Muy pocos meses después de llegar a Ferraz, Pedro Sánchez tuvo que guardar en un cajón esos planteamientos amables respecto a su propuesta de resolución del conflicto en Cataluña. La realidad le sobrepasó en forma de deslealtad por parte de la Generalitat. Sánchez acordó con Mariano Rajoy la aplicación de un 155 en el que los socialistas insistieron en excluir TV3. El fin debería ser una rápida convocatoria electoral.

Pese a haberse implicado políticamente con aquella decisión, el PSOE considera ahora que la aplicación de este artículo no es necesario. El Gobierno considera que la Generalitat está en una escalada retórica pero que no ha incumplido sus obligaciones.