Cada español debe 11.842 euros por el agujero del Estado, y subiendo...
Elena Salgado, en el inicio de una sesión en el Congreso - EFE

Cada español debe 11.842 euros por el agujero del Estado, y subiendo...

En dos años, la deuda pública en circulación se ha disparado en 4.291 euros por persona

MADRID Actualizado:

Las políticas de gasto público de los últimos dos años han vuelto a los españoles más pobres. En concreto, en 4.219 euros por cabeza sólo a cuenta del incremento de la deuda pública en circulación, el mayor agujero del Estado. Cada uno de los 41,2 millones de españoles registrados en el Instituto Nacional de Estadística debían 11.841,9 euros a cierre del pasado abril, como consecuencia de los 488.392 millones de euros a que ascendieron estos números rojos. La rapidez del deterioro de las finanzas públicas ha sido tal que en cuatro meses, desde diciembre de 2009, la deuda figurada por este concepto ha crecido en 274 euros por cada español; en 16 meses lo ha hecho en 3.076,9 euros; y en poco más de dos años, desde diciembre de 2007, aumentó en 4.291,9 euros por cabeza. Así, una familia de tres miembros debe hoy a cuenta del Estado la friolera de 35.525,7 euros y una de cuatro 47.367 euros.

Las medidas de austeridad puestas en marcha por el Gobierno de Zapatero solo ahorrarán 128,2 euros por cabeza este año

No es un gran consuelo compartir el «agujero» con los 5,7 millones de residentes extranjeros. Cada habitante de España debe entonces 10.402 euros a fin de abril por la deuda en circulación, cuando sólo adeudaba por ella 7.765 euros en diciembre de 2008 y 6.795 euros un año antes. Con estas gigantescas cifras, no es de extrañar que el famoso plan de ajuste de 15.000 millones anunciado por el Gobierno para 2010 y 2011 tan sólo provoque un ahorro por cabeza de 121,2 euros este año y de 242,4 euros el ejercicio que viene. Y es que pese a lo sonadas de las últimas medidas de austeridad puestas en marcha por el Gobierno, contrapuestas contra el volumen de deuda resultan casi irrisorias. Es también el caso del reciente recorte de empleo público que sólo rebajará el abultado gasto del Estado en 6,7 euros por español, o, peor aún, del plan de racionalización de la administración, cuyo publicitado recorte de altos cargos sólo ahorrará 38 céntimos por cabeza. En suma, 128,2 euros este año.

El «quid», la financiación

Al margen de ello, el pasado diciembre el Tesoro Público tenía previsto realizar emisiones brutas de deuda pública por 211.500 millones de euros este año o 5.128 euros por español (4.956 euros por residente) para cubrir refinanciaciones y déficit público. De este montante, al inicio de junio aún le quedaban por colocar 125.000 millones de euros, de los que alrededor de 40.000 millones saldrán al mercado en forma de bonos y los otros 85.000 millones como letras del Estado. No en vano, en lo que queda de año, España tiene que asumir diez veces más vencimientos de deuda que Grecia. Y no se encuentran contabilizados en estos montantes los alrededor de 20.000 millones en activos similares a la deuda pública que también buscarán ser colocados a lo largo del año y que podrían competir con la propia deuda del Estado elevando el pago de interés. Se trata del déficit de tarifa del sistema eléctrico que asciende a 10.000 millones y de las emisiones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, por alrededor de otro tanto.

Vencen 25.000 millones

Si bien es cierto que el Tesoro cuenta con un colchón de 33.000 millones al que recurrir en caso de necesidad, este margen puede reducirse considerablemente en julio si se cierra aún más el mercado de deuda, ya que el próximo mes, el Tesoro se enfrenta al mayor pico del ejercicio, al vencerle compromisos de deuda por alrededor de 25.000 millones.

El margen con el que cuenta proviene de un saldo de caja de 23.000 millones y de la cartera del Fondo de la Seguridad Social materializada en deuda pública extranjera que podría vencerse para comprar deuda pública nacional y que asciende a los 10.000 millones de restantes, pero el ejercicio es muy largo y las tensiones en el mercado no aconsejan tocar este colchón.

La crisis de credibilidad desatada sobre la capacidad de España para salir del atolladero económico en el que se encuentra, anticipa, además, un incremento del pago de intereses, hasta hace bien poco, ventajosos. Según las estimaciones de la Comisión Europea, España dedicará el 2,2% del PIB al pago de intereses por su deuda hasta diciembre, frente al 3% que, de media, tendrán que invertir los países del área euro en esta partida. Pero la caída en picado de la prima riesgo de Alemania cuya deuda se ha convertido en valor refugio puede invertir esta diferencia. Recuerden el inicio del artículo, 11.841,9 euros y subiendo...