Las eléctricas justifican en Bruselas los 24.000 millones del déficit de tarifa
Eduardo Montes, presidente de la patronal eléctrica Unesa - FÉLIX ORDÓÑEZ
ECONOMÍA

Las eléctricas justifican en Bruselas los 24.000 millones del déficit de tarifa

El presidente de la patronal Unesa apunta a «las cuantiosas primas de las tecnologías solares» como origen del problema

MADRID Actualizado:

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, se ha reunido hoy en Bruselas con el director general de Energía de la Comisión Europea, Philip Lowe, con Carlos Martínez Mongay, jefe del gabinete del vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, así como con altos representantes de la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros. El objetivo ha sido abordar el grave problema que supone el déficit de tarifa para el sistema eléctrico español, «causado principalmente por las cuantiosas primas que reciben las tecnologías solares», que a finales de 2011 sumaba 24.000 millones de euros.

El incremento «desproporcionado» de las subvenciones a estas energías no solo explica el aumento del déficit de tarifa en los últimos años sino que, además, «ocasiona que la tarifa que pagan los consumidores españoles sea cada vez más alta», según Unesa.

Asimismo, ha trasladado a las autoridades comunitarias las recientes sentencias del Tribunal Supremo español que desestiman totalmente las pretensiones del sector fotovoltaico en nuestro país, ya que el Alto Tribunal afirma que las primas a estas energías pueden modificarse al haberse alterado las circunstancias económicas del país y tras el aumento sustancial del déficit de tarifa.

En esos encuentros, Montes ha aclarado «la confusión en cuanto a dónde se genera el déficit de tarifa, puesto que este nada tiene que ver con el precio de la energía, sino que se ocasiona exclusivamente por la diferencia entre los ingresos y los costes regulados. El coste regulado más importante es el de las subvenciones al régimen especial, mientras que otros conceptos como la distribución reciben la retribución más baja de Europa», explicó.

Además, subrayó que el mercado eléctrico español «es uno de los más eficientes, puesto que desde la liberalización del mercado de generación, en 1998, el número de agentes ha pasado de cuatro a más de diez. La prueba más evidente de la competencia efectiva en el mercado de generación son los precios resultantes en comparación con el resto de mercados europeos. España ocupa desde hace años una posición en la banda baja, pese a la falta de interconexión».

.