El aumento en el gasto en pensiones reduce el superávit de la Seguridad Social

Las cotizaciones sociales han ascendido a 35.029,51 millones de euros, lo que representa una disminución de 0,98 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior

servimedia
madrid Actualizado:

El superávit de la Seguridad Social se ha reducido en un 6,5% durante los cuatro primeros meses del ejercicio, lo que supone una reducción del mismo del 6,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Según los datos hechos públicos por el Ministerio de Trabajo, este montante alcanzó los 6.746,51 millones de euros, frente a 7.213,72 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior. En términos del PIB, el superávit obtenido por la Seguridad Social a finales de abril representa el 0,62%.

El secretario de Estado para la Seguridad Social, Octavio Granado, ha asegurado que el superávit se ha logrado a pesar del importante aumento del gasto en pensiones ocasionado por «la revalorización adicional de las mínimas y por la subida de todas las pensiones por la desviación de la inflación el año pasado».

Granado señala que ha sido posible gracias a la contención del resto de los gastos «de tal forma, que la mitad del incremento que supone el gasto en pensiones se consigue con una contracción de todos los gastos que consideramos no imprescindibles para el funcionamiento de la Seguridad Social». En este sentido, subraya el ahorro en los gastos de gestión y gastos corrientes así como el producido por convenios con otras administraciones y un mayor control de la Incapacidad Temporal.

Las prestaciones a familias, mayoría

El superávit representa el 0,62% del PIB, con 6.746 millones

Este saldo positivo es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 40.275,51 millones de euros, que aumentan un 0,48% y unas obligaciones reconocidas de 33.529 millones de euros, que crecen en un 2%. En términos de caja, estas operaciones de carácter no financiero se concretan en una recaudación líquida de 38.320,39 millones de euros, con un incremento porcentual del 1,87% respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos presentan un aumento del 2,44% alcanzando los 33.375,79 millones de euros.

Se destinó a pensiones un 5,05% más que el año pasado, con 28.149 millones

Las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 31.411,35 millones de euros, cifra que representa un 93,68% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 30.203,45 millones de euros corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 4,03%. Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 28.149,38 millones de euros, un 5,05% superior a la del año pasado, debido a la desviación de inflación que se produjo en 2010. Además, las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo alcanzaron los 743,4 millones de euros, lo que representa una disminución interanual del 0,14%. En Incapacidad Temporal el gasto se registró un total de 1.138,04 millones de euros, lo que significa un descenso respecto al ejercicio anterior del 13,4%. A finales de abril, las pensiones y prestaciones no contributivas presentaron un descenso interanual del 1,35%, reflejando un importe de 1.207,90 millones de euros, dedicándose a prestaciones familiares 532,72 millones de euros, un 6,7% más que el año pasado.

Aguantar el superávit

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, defiende que se encara el cuarto año de crisis económica «con un superávit que es garantía para los pensionistas y para quienes ya están cotizando para obtener en su día pensiones o prestaciones del Sistema». Granado explica que se ha logrado mantener el superávit a pesar del «importante» aumento del gasto en pensiones ocasionado por la revalorización adicional de las pensiones mínimas y por la subida de todas las pensiones por la desviación de la inflación el año pasado.

Para concluir, Granado asegura que este resultado positivo de las cuentas permitirá cerrar el año con superávit y confía en que en el mes de mayo se recuperarán las cifras de diciembre de 2010 y en que la afiliación seguirá creciendo, "lo que indicaría que lo peor de la crisis ha pasado".