Reunión de urgencia de Sarkozy con sus ministros, este miércoles en París - efe

Francia anunciará nuevos recortes el 24 de agosto para no verse arrastrada también

Sarkozy interrumpe sus vacaciones para tratar la situación de crisis y evitar que Francia pierda su triple A de las agencias. Fitch ha confirmado la calificación gala y su perspectiva estable

parís Actualizado:

Francia anunciará el 24 de agosto «decisiones definitivas» para reducir el déficit público, según ha anunciado el palacio del Elíseo. De esta manera trata de reducir el déficit y evitar poner en peligro la triple A que las agencias de calificación otorgan por el momento a sus emisiones de deuda. Este mismo miércoles, Fitch ha confirmado la máxima calificación francesa y su perspectiva estable, lo que otorga algo más de tranquilidad al mercado.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha interrumpido sus vacaciones debido a la crisis de la deuda, y ha convocado una reunión de emergencia en el Palacio del Elíseo en la mañana del miércoles con varios ministros, según la presidencia francesa.

Francia es uno de los países en riesgo de perder la triple A

El primer ministro François Fillon, el Ministro de Hacienda Baroin, el ministro de Relaciones Exteriores Alain Juppé y el Gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, han participado en esta «reunión de trabajo sobre la situación económica y financiera», según una declaración la Presidencia.

Esta reunión se programó para las 10 de la mañana.

Francia se cita a menudo entre los países más en riesgo de perder su "AAA", la más alta calificación posible para un emisor de deuda debido a la persistencia de los déficits.

El pasado domingo, Nicolás Sarkozy y la canciller alemana, Angela Merkel, reiteraron en un comunicado su «compromiso de aplicar plenamente» las medidas del acuerdo sobre la zona euro alcanzó en Bruselas el 21 de julio.

Hicieron hincapié en la necesidad de una rápida aplicación de las medidas acordadas en la Cumbre, incluyendo mayores oportunidades de asistencia a los países frágiles a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), cuyo papel se ve reforzado.

Sin embargo, Sarkozy ha decidido por el momento no volver a París de forma definitiva, a fin de no mostrar signos de pánico a los mercados.

El presidente francés había salido de París el 1 de agosto para llegar a Cabo Negro (sur de Francia), donde iba a permanecer unas tres semanas en la residencia de la familia de su esposa, Carla Bruni-Sarkozy.