«BLUE MONDAY»

Recupera parte del dinero invertido en los propósitos de Año Nuevo

El próximo 21 de enero es conocido como el «Blue Monday» por ser considerado como «el día más triste del año»

MADRIDActualizado:

El tercer lunes de enero, el próximo 21, es conocido como el «Blue Monday» por ser considerado como «el día más triste del año». Entre las razones para esta tristeza se incluyen la frustración de no cumplir los objetivos marcados para este año, así como las dificultades económicas por los gastos acumulados. Muchos de esos dispendios vienen de la inversión en los propósitos de Año Nuevo, que a veces causan estragos en la cuenta corriente. Para encontrar una solución, desde Legálitas aportan algunos consejos para que se elijan solo objetivos que verdaderamente nos hacen felices y recuperar parte del dinero gastado en el resto.

Estar en forma

Con el objetivo de mejorar la condición física en 2019, es probable que te hayas apuntado a un gimnasio o centro deportivo. ¿Y si te das cuenta de que no es para ti? Lo primero, revisa bien las condiciones, ten claro todo lo que dice el contrato con respecto a la cuota contratada. Es importante saber que se consideran abusivas las cláusulas con una duración excesiva o que no te permitan poner fin al contrato. Por otro lado, cuidado con el pago de indemnizaciones injustas y desproporcionadas, como en el caso de los contratos de tracto sucesivo, aquellos que se disfrutan y pagan mes a mes o en períodos de tiempo más amplios, de forma indefinida. Como cliente, debes tener la posibilidad de resolver el contrato si avisas con la antelación necesaria, al devengo del siguiente pago.

Si contrataste la matrícula del gimnasio a principios de enero por vía telefónica o a través de internet, quizás estés a tiempo de rectificar. La Ley concede un plazo de desistimiento de 14 días para la contratación de servicios a distancia, sin penalización ni gasto alguno e incluso con la devolución de algún material que hubieras comprado.

Si es legal que tu gimnasio te ofrezca un contrato de duración de una duración determinada al contratar el paquete de servicios indivisible, por ejemplo, para todo el año, y que tú aceptes al conllevar un descuento importante. El pago puede ser al contado o a plazos, pero en este caso no sería posible solicitar la devolución del dinero ya que se trata de un contrato de un año entero. Sin embargo, no descartes la opción de negociar con el centro alguna alternativa, como subrogar el contrato a un tercero para que vaya en tu lugar al gimnasio.

Comer mejor

Si lo que te propusiste fue cocinar o comer de manera más saludable, puede que hayas comprado o contratado algún asesoramiento nutricionista, utensilio o electrodoméstico al que no has dado uso.En el caso de querer desistir de tu compra, tendrás más opciones si fue realizada a distancia. Este tipo de compras implican unos riesgos, y precisamente por eso, la ley te protegerá más como usuario. Si el robot de cocina, licuadora, extractor de zumo o cualquier artículo que compraste a distancia está en perfectas condiciones, tienes 14 días para devolverlo. De lo contrario, si lo compraste en tienda, revisa la política de devoluciones o cambios del establecimiento, ya que no están obligados a aceptar un cambio o devolución, pero algunos lo incluyen como una cortesía a sus clientes.

Cuidado en el caso de comida, como batidos, comidas preparadas o complementos alimenticio, ya que con los productos perecederos no se aplica el derecho de desistimiento.

Encontrar pareja

Por último, un objetivo común es el de dar un giro a tu vida a principio de año encontrando pareja. No obstante, quizás la búsqueda no haya dado resultado y desees centrarte más en otros aspectos de tu vida. Muchas «páginas de citas» ofrecen opciones de pago con funciones «premium» para mejorar el servicio. Para darte de baja, se recomiendo hacerlo mediante la misma página web. Ante cualquier dificultad, los expertos de Legálitas aconsejan solicitar la baja mediante una reclamación formal por escrito al administrador de la página. El mejor medio es uno fehaciente, como el burofax con acuse de recibo. Puedes poner la reclamación en las oficinas municipales de información al consumidor o, si no da resultado, en los juzgados ordinarios de justicia.

¿Puedes pedir que te devuelvan el dinero? En ciertos casos, sí. En una «agencia de citas» puede que no te hayan encontrado a nadie compatible. Los test de compatibilidad suelen ser una de las obligaciones según contrato de las agencias de citas a través de internet. Si las personas propuestas por la web no se ajustan a tus perfiles demandados tras esta prueba, estaríamos ante un incumplimiento contractual. Ello es motivo suficiente para la resolución del contrato y que te devuelvan el dinero que abonaste.