El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor
El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor - ABC

En julio se perdieron 800 autónomos cada día, la mayor caída desde 2009

Según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, la afiliación se ha reducido en 24.826 trabajadores por cuenta propia y solo ha sumado un 0,3% más que el año pasado

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El séptimo mes del año ha supuesto un batacazo para los trabajadores por cuenta propia. Julio ha registrado la mayor caída de afiliación de autónomos desde 2009 y se han perdido 800 autónomos al día, cifras récord en la última década, pues se han perdido un total de 24.826 autónomos.

Según los datos de afiliación de autónomos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la pérdida de más de 24.000 trabajadores por cuenta propia en el último mes ha lastrado el crecimiento del colectivo en lo que llevamos de año. Así, en 2019 la afiliación de autónomos ha sumado 9.584 autónomos al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autonómos), cifra muy inferior a la que se registró el año pasado, cuando el crecimiento anual (de diciembre de 2017 a julio de 2018) era de 51.630 autónomos más, un incremento del 1,6%, frente al 0,3% de este año.

«Es una cifra récord en su peor cara. Necesitamos que se siga apostando por los autónomos de forma decidida y sin dobleces», ha asegurado el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, quien ha reclamado que «se mantenga un entorno favorable a la creación de empleo y para los autónomos». «Hay un caída libre en la afiliación de autónomos en julio. Entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2019 se experimentó un crecimiento de 9.500 autónomos, cinco veces inferior al crecimiento en ese mismo periodo de 2018, que fueron más de 51.000», ha señalado.

Madrid pierde 2.733 autónomos

Aunque ha aumentado el número de afiliados al RETA en 9.584 autónomos, no todas las comunidades han ganado trabajadores por cuenta propia. Entre diciembre de 2018 y el último día de julio de 2019, Aragón ha perdido un 2,3% de sus afiliados al RETA. Le siguen en pérdida anual La Rioja (-1,6%), País Vasco (-1,5%), Asturias y Navarra (-0,9%), Comunidad de Madrid (-0,7%), Cataluña (-0,3%), Castilla y León (-0,2%) y Galicia y Castilla- La Mancha (-0,1%). Así, en términos absolutos la Comunidad de Madrid ha sido la que más autónomos ha perdido, en concreto, 2.733 autónomos.

Por otro lado, Baleares, una vez más, lidera el crecimiento en la afiliación con un impulso del 10,6% y un incremento absoluto de 9.418 autónomos. Detrás se sitúan Andalucía (+1,4%), Canarias (0,9%), Cantabria (+0,7%), Comunidad Valenciana (+0,6%) y Murcia y Extremadura (+0,5%).

Más mujeres emprendedoras

De los 9.584 trabajadores por cuenta propia más que hay en España en el periodo que abarca desde diciembre de 2018 a julio de 2019, 5.341 son mujeres y 4.243 hombres autónomos. Las mujeres dominan el impulso emprendedor, con un incremento del 0,5% de autónomas frente al 0,2% de autónomos.

Por sectores, destaca el incremento de autónomos que se dedican a la hostelería (+4,2%) y a las actividades inmobiliarias (+3,9%). Mientras, el sector de la educación ha perdido —como suele ser habitual en esta época del año— 6.053 autónomos y lidera la pérdida anual. Le siguen en mayor número de pérdida de afiliados la industria, con un 5% menos de autónomos desde diciembre. También registran una reducción de la afiliación los sectores de las actividades financieras (-0,5%) y el comercio (-0,4%).

Así, «la desaceleración e inestabilidad ya pasan factura a los autónomos», ha señalado el presidente de ATA sobre un colectivo que «ha demostrado en los últimos años que es el protagonista de la generación de empleo». Este «batacazo de afiliación al RETA, con 800 autónomos menos cada día de julio, reflejan la inestabilidad y parálisis política», añade Amor, que urge a «tomar medidas que devuelvan el crecimiento a los autónomos».