Fachada de la empresa energética Neoenergía, subsidiaria de la española Iberdrola, en Río de Janeiro
Fachada de la empresa energética Neoenergía, subsidiaria de la española Iberdrola, en Río de Janeiro - EFE

Iberdrola y Enel recrudecen la guerra de opas por la brasileña Eletropaulo

La filial de la española eleva en un 5% su oferta sobre la italiana en 7 euros por acción

Actualizado:

La italiana Enel y la española Iberdrola continúan su guerra particular para hacerse con el control de la eléctrica brasileña Eletropaulo. La última en mover ficha ha sido la compañía presidida por Ignacio Galán.

La estatal del país con sede en Roma, accionista mayoritaria de Endesa, había anunciado ayer una nueva mejora en su oferta al plantear una ampliación de capital de, al menos, 355 millones de euros. Este incremento adicional se sumaría a la oferta pública de adquisición (opa) que lanzaron hace escasos días por valor de 1.116 millones, a condición de que la ampliación tenga éxito y logre adquirir la mitad más uno de los títulos y Eletropaulo.

Sin embargo, horas después, Neoenergía –la filial de Iberdrola en el país iberoamericano– contraatacaba y mejoraba en un 5% por ciento su puja respecto a la de Enel. El consejo de administración de la energética brasileña aprobó una propuesta de mejora hasta los 29,4 reales (unos 7 euros) por acción, frente a los 25,51 reales (6,11 euros) que había puesto sobre la mesa en su primera oferta, según indicó el regulador brasileño (CVM).

De este modo, la empresa controlada por Iberdrola respondía así al desafío de Enel y eleva su cifra por Eletropaulo hasta los 1.630 millones de euros.

La guerra de opas se remonta al pasado martes cuando la sociedad presidida por Ignacio Galán suscribió un acuerdo con la eléctrica brasileña a través de su filial en el país. En ese momento la multinacional española formalizó su compromiso de acudir a la ampliación de Eletropaulo para más adelante lanzar una opa sobre la mayoría del capital, es decir, entre el 51 y el cien por cien del total. Según la propuesta formulada, Iberdrola fijaba el precio a pagar por acción en 6,11 euros, aunque todo se truncó ese mismo día al entrar en juego un nuevo actor.

Horas más tarde, el accionista mayoritario de Endesa lanzó una contraopa para contraatacar la oferta de la española. Enel ofreció por cada título 6,64 euros, lo que mejoró en un 15% el precio de su competidor y echaba por tierra el acuerdo que tenía Iberdrola con la eléctrica iberoamericana.

Las dos grandes eléctricas europeas batallan por el control de Eletropaulo con el hándicap de tener que convencer al sector público de que venda su participación en la sociedad. Sus principales accionistas son el Estado brasileño, con el 18,7% del capital a través del Banco de Desarrollo Económico y otro 7,97% por medio de Uniao Federal; y AES Brasil, de capital privado, que controla el 16,8%.

Esta situación generó el martes un aumento significativo del valor bursátil de Eletropaulo. La respuesta en Bolsa no se hizo esperar hasta el punto de que los títulos se dispararon en el parqué casi un 25% hasta los 6,49 euros. Esto se tradujo en que, en lo que va de 2018, el valor de mercado de la sociedad brasileña se ha revalorizado ya un 70%. De hecho, la sociedad no encadena más que subidas desde que comenzara la guerra de opas.