AFP | Vídeo: El Gobierno ya lanzó ayer un mensaje de «confianza» en torno al MWC

MWC 2020La organización cancela finalmente el Mobile por el coronavirus

El goteo de ausencias y la presión final de grandes operadores europeos como Deutsche Telekom, Vodafone y British Telecom dejaron tocada la feria

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El goteo incesante y creciente de bajas de compañías participantes en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona por temor a la epidemia del coronavirus llevó a la GSMA, patronal mundial la industria móvil, a suspender finalmente la mayor feria global del sector, que iba a celebrarse entre los días 24 y 27 de este mes. La supresión del evento supondrá una pérdida económica para la Ciudad Condal de casi 500 millones de euros y dejarán de crearse unos 14.100 empleos temporales.

«Con el debido respeto al entorno seguro y saludable de Barcelona y al país anfitrión, la GSMA ha cancelado hoy el MWC 2020 de Barcelona porque la preocupación global respecto al brote de coronavirus, la incertidumbre sobre los viajes y otras circunstancias hacen que sea imposible para la GSMA celebrar el evento», dijo el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, en un comunicado en el que aclara que los anfitriones «respetan y entienden esta decisión» y que la organización seguirá trabajando en la celebración del Mobile de 2021 y próximas ediciones en la Ciudad Condal.

La decisión de ausentarse de las principales firmas tecnológicas del mundo, entre ellas Amazon, LG, Ericsson, Nvidia, Intel, Mediatek, Sony, Cisco, Facebook, McAfee y Nokia, había dejado ya muy tocada la convocatoria. La sentencia de muerte se la dio finalmente la espantada en las últimas horas de los principales operadores de telecomunicaciones, sobre todo los europeos, socios fundadores de la GSMA. Todo esa situación llevó a la patronal de las telecos a convocar hoy mismo una reunión de urgencia, adelantando la convocatoria del consejo prevista para el viernes.

A pesar de que las autoridades españolas y catalanas, desde el Gobierno central hasta el Ayuntamiento de Barcelona, manifestaron su apoyo a la celebración del Mobile e insistieron hasta última hora en que no existe riesgos —de hecho, en ningún momento han declarado la alerta sanitaria—, los organizadores, pese a las medidas preventivas que se habían tomado, han optado finalmente por desconvocar la feria. Y es que la ausencia de los gigantes del sector había descafeinado del todo una feria a la que estaba previsto que acudieran 2.400 compañías, 8.000 primeros ejecutivos y 110.000 asistentes de 200 países.

El martes por la tarde las telecos estadounidenses AT&T y Sprint se sumaron a la japonesa NTT Docomo y anunciaron su decisión de no acudir. Hoy mismo, esa división en la GSMA, cuyo consejo está formado por 26 vocales en representación de los principales operadores de telefonía del mundo, aumentó con la renuncia a acudir a Barcelona de British Telecom (BT), Deutsche Telekom y Vodafone, cuya decisión era aún más significativa al ser miembros fundadores de la patronal y participantes destacados de la feria.

La cancelación abre ahora una discusión en torno a las indemnizaciones millonarias que podría tener que abonar la GSMA a las compañías expositoras. Cabe recordar que las grandes firmas llegan a pagar altas cifras por el espacio que ocupan en la Fira: el año pasado, Huawei ocupó el estan más grandes, de más de 6.300 metros cuadrados, y por él pagó casi ocho millones de euros.