Instalaciones de la empresa pública Aguas del Ter-Llobregat
Instalaciones de la empresa pública Aguas del Ter-Llobregat - ABC

La Generalitat tendrá que devolver 308 millones a Acciona si se anula la concesión de agua

La cifra supera con creces el beneficio de 220 millones obtenidos por la compañía en 2017

MadridActualizado:

La Generalitat de Cataluña deberá devolver a Acciona 308,3 millones de euros, sin contar las cantidades que se reclamen por daños y perjuicios, si el Tribunal Supremo anula definitivamente la adjudicación de la gestión de la empresa pública Aguas Ter-Llobregat (ATLL) a este grupo de infraestructuras. Esta cifra contrasta con los 220 millones de euros de beneficios obtenidos por la compañía en 2017.

De esta cantidad, 268,8 millones corresponden al reembolso de la parte no amortizada del canon de la concesión y 39,5 millones a la devolución de la parte no amortizada de obras, instalaciones y otras inversiones, según una comunicación remitida por la compañía que preside José Manuel Entrecanales a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Acciona explica en la comunicación que el Supremo todavía no le ha notificado la sentencia a los recursos contencioso-administrativos interpuestos por ATLL y Acciona Agua contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de declarar nulo el procedimiento de adjudicación.

No obstante, señala que, si la sentencia contuviera un fallo y unos fundamentos similares a los ya emitidos en el caso del recurso de la Generalitat, el efecto económico-financiero al cierre de 2017 para la Administración catalana por la anulación de la adjudicación sería de 308,3 millones.

Por ello, Acciona subraya que la sentencia no supondrá un quebranto patrimonial en relación con los importes registrados en balance ni la salida de recursos para el grupo.

El Tribunal Supremo ha desestimado ya los recursos presentados por la Generalitat y Agbar a la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, pero aún tiene que resolver el de Acciona.