Un productor en la IV Feria de Productos Ecológicos de Sevilla
Un productor en la IV Feria de Productos Ecológicos de Sevilla - RAÚL DOBLADO
Millennials, punta de lanza del mercado

Una fiebre verde desatada por una nueva generación de consumidores

El precio de los productos ecológicos no es un obstáculo para unos jóvenes preocupados por su salud y bienestar físico

MadridActualizado:

Desde la consultora Nielsen indican que las características socioeconómicas que configuran al consumidor modelo de productos ecológicos perfilan un «cliente joven, preocupado por la salud y con mayor concienciación social y medioambiental». La generación de millennials se ha convertido en el principal consumidor nacional en volumen.

Es un comprador bien informado y ha aumentado el porcentaje de quienes consumen prácticamente a diario productos ecológicos. Su consumo orgánico se inicia con productos frescos (principalmente huevos, vegetales, fruta y lácteos) y a medida que consolida su consumo aumenta las categorías que compra en bio, entrando en su cesta productos como las mieles, mermeladas, repostería, legumbres y carne ecológica.

Los especialistas indican que los informes reflejan que la salud es el argumento más relevante de consumo por parte de los clientes de este tipo de productos. La ausencia de sustancias químicas de síntesis, la mayor calidad y sabor del producto les siguen en las principales motivaciones para la compra. El gran freno al consumo identificado en un reciente estudio de Mapama es el precio. Pero desde el propio ministerio apuntan que este tipo de alimentos «son procesados y distribuidos a menor escala y están sujetos a certificaciones y controles específicos y que los incrementos en los costes de producción deben ser asumidos por los consumidores para que la producción ecológica sea viable».

Por su parte, Paco Casallo, director general de HaciendasBio -primera productora de fruta ecológica en España y líder en exportación de estos productos a Europa- afirma que «el precio que se paga por el producto ecológico es el precio justo y real de la agricultura».

El producto orgánico ya se ha consolidado en los hipermercados tradicionales, y la gran mayoría de las grandes superficies se han sumado a la categoría bio

En cualquier caso, los consumidores cada vez parecen más dispuestos a afrontar este sobrecoste. Y la tendencia -además de la proliferación de tiendas especializadas- ya se refleja en los estantes de los supermercados tradicionales y en las grandes superficies que han entrado de lleno en este nicho. En los últimos dos años se ha visto un importante desarrollo de las principales cadenas de supermercados ecológicos que van aumentando los puntos de venta. Su implantación se centra en grandes ciudades y zonas turísticas con el objetivo de atender a un cliente internacional, mayor consumidor de productos ecológicos. Asimismo, aparte de las iniciativas nacionales, van cogiendo fuerza las cadenas internacionales bio.

De la misma forma, el producto orgánico ya se ha consolidado en los hipermercados tradicionales, y la gran mayoría de las grandes superficies se han sumado a implantar la categoría bio. «Las pioneras Aldi y Lidl siguen innovando e introduciendo nuevas referencias de forma continuada. El Corte Inglés está en fase de implantación de Biosfera desde 2017, el nuevo formato comercial especializado ubicado en sus supermercados, donde agrupa la oferta de productos bio en una sección diferenciada», detallan desde la consultora Ecological. Por su lado, los supermercados también han comenzado a ofrecer en los últimos años un mínimo surtido de productos ecológicos, principalmente de alimentación seca, pero que en algunos casos ya es relevante y que incluyen fruta y verdura. Decididos ejemplos de esto son las enseñas Día y Consum, entre otros.

El CEO de Ecological.Bio, Diego Roig, también destaca que durante el año 2017 Carrefour ha posicionado la categoría bio en su nuevo concepto de supermercados de proximidad (Carrefour Market), así como también ha lanzado un nuevo concepto de canal especializado -Carrefour Bio- que ya cuenta con dos puntos de venta en funcionamiento en Madrid. Recientemente, fuentes de la empresa anunciaron que la categoría bio supone ya el 1,5 % de la facturación de la compañía con un crecimiento interanual del 35%. La fiebre ecológica se traduce en cifras cada vez más significativas.