AFP

EE.UU. amplía la moratoria para hacer negocios con Huawei otros 90 días

Huawei denuncia la motivación política de la decisión y asegura que la prórroga no tendrá un impacto sustancial en los negocios de la empresa

EP
Actualizado:

La Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de los Estados Unidos de América ha decidido extender por un periodo adicional de 90 días la licencia temporal que expiraba este lunes sobre el veto que impide a Huawei y varias de sus filiales mantener relaciones comerciales con empresas estadounidenses por motivos de seguridad, según ha anunciado la institución en un comunicado.

El Departamento de Comercio de EE.UU. explicó la extensión del periodo de gracia concedido al fabricante chino como la oportunidad de brindar a los consumidores estadounidenses el tiempo necesario para desvincularse de los equipos fabricados por Huawei, dada la persistente amenaza para la seguridad nacional y la política exterior.

«Seguimos pidiendo a los consumidores que abandonen los productos de Huawei, pero reconocemos que se necesita más tiempo para evitar cualquier interrupción», declaró el secretario de Comercio, Wilbur Ross, subrayando que el Departamento trabaja para garantizar que ninguna exportación a Huawei y sus filiales viola los términos de la Lista de entidades o de la licencia general temporal.

La prórroga del indulto a Huawei había sido adelantada este lunes por el propio Wilbur Ross, durante una entrevista concedida a Fox Business Network, donde apuntó que lo más probable es que el nuevo indulto a Huawei venza el próximo 19 de noviembre.

No obstante, aparte de la extensión de este periodo de gracia, el secretario de Comercio de EE.UU. ha anunciado también que se han incluido otras 46 filiales de Huawei a la llamada «lista de entidades» con el objeto de dificultar que la compañía china pueda burlar las restricciones.

«Son otros 90 días para las compañías de telecomunicaciones de EE.UU.», ha confirmado Ross, para quien, «algunas compañías rurales son muy dependientes de Huawei, por lo que se les está dando un poco más de tiempo para apartarse. Pero no se otorgan licencias específicas para nada».

El pasado mes de mayo, el Departamento de Comercio de EEUU emitió una licencia temporal de 90 días de duración en favor de Huawei y 68 de sus filiales no estadounidenses que autorizaba al fabricante chino a llevar a cabo ciertas actividades necesarias para el mantenimiento de las operaciones de redes existentes y para el soporte de servicios móviles existentes, después de que la compañía fuera incluida en la 'lista negra' de empresas con las que las firmas estadounidenses no pueden hacer negocios sin permiso del Gobierno.

«La licencia temporal concede a los operadores tiempo para realizar otros arreglos y espacio al Departamento para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los proveedores de telecomunicaciones americanos y extranjeros que actualmente confían en los equipos de Huawei para servicios clave», declaraba entonces el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross.

Huawei Technologies y 68 de sus filiales en más de una veintena de países fueron incluidas por la Administración de EEUU en una lista de entidades a las que las compañías estadounidenses no pueden adquirir componentes tecnológicos sin permiso del Gobierno de EE.UU.

Reacción de Huawei

Por su parte, el fabricante chino ha expresado su oposición a la decisión del Departamento de Comercio estadounidense de incluir a otras 46 filiales a la lista de entidades sujetas a veto, algo que desde Huawei se considera que tiene «una motivación política» y que no tiene nada que ver con la seguridad nacional.

«Está claro que esta decisión, tomada en este momento en particular, tiene una motivación política, y no tiene nada que ver con la seguridad nacional», ha señalado la compañía china, para la que estas acciones violan los principios básicos de la libre competencia del mercado y no benefician a nadie, incluidas las empresas estadounidenses.

«Los intentos de suprimir el negocio de Huawei no ayudarán a Estados Unidos a lograr el liderazgo tecnológico. Hacemos un llamamiento al Gobierno de Estados Unidos para que ponga fin a este trato injusto y elimine a Huawei de la Entity List», ha señalado el fabricante asiático.

Por otro lado, desde Huawei consideran que la extensión de la licencia general temporal no cambia el hecho de que el fabricante chino «ha sido tratado injustamente».

«La decisión de hoy no tendrá un impacto sustancial en los negocios de Huawei de ninguna manera. Continuaremos enfocándonos en desarrollar los mejores productos posibles y en proporcionar los mejores servicios posibles a nuestros clientes en todo el mundo», ha afirmado la multinacional china.