Los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez
Los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez - JAIME GARCÍA

CC.OO. gana las elecciones sindicales y aumenta su ventaja sobre UGT

El sindicato socialista de Cándido Méndez registra además una histórica derrota en su feudo de Andalucía

MADRIDActualizado:

Las elecciones sindicales que se han estado celebrando en nuestro país han vuelto a ser dominadas por CC.OO. (Comisiones Obreras), organización que además se distancia aún más de su eterno rival,UGT (Unión General de Trabajadores), la cual, se ha visto envuelta en los últimos años en diversos escándalos.

Según los últimos datos oficiales a los que ha tenido acceso este periódico, CC.OO. sumaba 94.723 delegados a finales del pasado mes de octubre, lo que supone el 36,17% del total, mientras que UGT ha conseguido 87.214 delegados (33,30%). La diferencia entre ambas organizaciones ha vuelto a aumentar, ya que si en 2012 era de 6.293 delegados a favor de CC.OO., de 7.206 en 2013 y de 7.144 en 2014, en octubre de este año se elevaba a 7.508.

Hay que explicar que las elecciones sindicales en nuestro país no tienen unas fechas o periodos determinados. Cada día hay elecciones en distintas empresas, por lo que el cómputo de delegados es siempre dinámico. No obstante, el mayor número de empresas y las que tienen más trabajadores han renovado sus comités de empresa a lo largo de 2014 y hasta el verano de 2015 para un periodo de cuatro años. Esta horquilla es la más importante y es la que se toma como referencia para los resultados.

Siguen siendo mayoritarios

CC.OO. y UGT siguen siendo mayoritarios a nivel nacional, ya que suman el 69,47% del total de delegados a pesar de que su representación ha bajado en 2015 un 1,63% en el caso de CC.OO. y un 2,63% UGT respecto a octubre de 2011, cuando entre ambas tenían el 73,73%.

El número total de delegados sindicales en octubre pasado era de 261.898, lo que supone un descenso del 15,6% respecto a 2011. Esto se debe al cierre de empresas y a la reducción de las plantillas de muchas de ellas por la crisis y a la reestructuración realizada por la Administración. En plena crisis económica, cada día se cerraban unas 200 empresas de meida en nuestro país. Sin embargo, el año pasado nacieron más de 94.000, la mayor cifra en seis años.

De hecho, fuentes de ambos sindicatos han explicado a este periódico que la caída que han sufrido en su representación en las empresas –CC.OO. un 19,2% y UGT un 21,75%– se debe sobre todo a esa reducción aplicada por la Administración.

Tras estas dos organizaciones, el tercer lugar lo sigue ocupando, a enorme distancia de los dos primeros, USO (Unión Sindical Obrera), con 10.182 delegados, lo que representa el 3,89% del total. Muy cerca de esta central se sitúa ya CSIF (Confederación Sindical Independiente y de Funcionarios), con 9.656 delegados (3,69%), que parece distanciarse de la vasca ELA (Eusko Langillen Alkartasuna), que tiene 8.090 delegados (3,09%) y se sitúa en quinta posición.

CSIF, al alza

Si los sindicatos que encabezan Ignacio Fernández Toxo (CC. OO.) y Cándido Méndez (UGT) son los que más porcentajes de representación han perdido en los últimos cuatro años (1,63 y 2,63%, respectivamente), el que dirige Miguel Borra (CSIF) es el que más sube, con un 0,65%. No obstante, desde los sindicatos mayoritarios subrayan que «no hay organizaciones emergentes y la situación sigue siendo prácticamente la misma».

Uno de los hechos más destacados de estas elecciones sindicales es que UGT ha perdido por primera vez en el que es su feudo histórico, Andalucía. Al acabar octubre, CC.OO. tenía 13.472 delegados (37,14% del total), lo que supone 584 más que el sindicato socialista (35,53%). Es evidente que los escándalos que han rodeado a la organización que dirige en aquella comunidad desde hace casi dos años Carmen Castilla, de 46 años, han erosionado la credibilidad de este sindicato.

Casos como el de los ERE falsos, los despilfarros de Manuel Pastrana, secretario general de UGT-Andalucía hasta mayo de 2013, y el de las facturas falsas, que le costó el cargo a Francisco Fernández, sustituto de Pastrana durante sólo siete meses, han provocado el hundimiento de este sindicato en aquella comunidad autónoma. De hecho, UGT mantenía al comienzo de esta legislatura (en 2012) la primera posición, con unos 600 delegados más que CC.OO. Tres años más tarde y tres secretarios generales después, la situación se ha dado la vuelta.

Como sucede a nivel nacional, tanto CC.OO. como UGT son ampliamente mayoritarios en esta región, pues suman el 72,67% del total de los delegados.

Esta situación se repite en la mayoría de las comunidades autónomas, excepto en Galicia, Navarra y el País Vasco, donde entre ambos no alcanzan el 50% de los delegados.

Además, CC.OO. no sólo gana en más regiones que UGT, sino que lo hace en las más importantes, como Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana (también lo hace en Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Canarias). UGT ha triunfado en Asturias, así como en Cantabria, Ceuta, Baleares, Melilla, Murcia y La Rioja.

Por sectores

En cuanto a los sectores, CC.OO. gana en cinco de los siete: Enseñanza, Agroalimentario, Industria, Sanidad y Servicios. UGT sólo ha triunfado en Construcción y Servicios y en Servicios a la Ciudadanía.

Además, estas dos victorias han sido muy ajustadas, pues en la primera la diferencia que había al acabar octubre era de tan solo 58 delegados de un total de 25.000, y en la segunda gana UGT por menos de 500 delegados sobre 38.600.