El mercado también ha acogido con temor la imposibilidad de Grecia de pagar al FMI - efe

El Ibex 35 cierra la jornada con una bajada del 2,05% por la tensión en Grecia y los resultados electorales

La irrupción de las nuevas fuerzas políticas en España y la necesidad de alcanzar pactos para poder gobernar han puesto nerviosos a los inversores

Actualizado:

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este lunes con un recorte del 2,01%, lo que ha llevado al selectivo a situarse por debajo de los 11.400 enteros (11.322,3). El parqué español se ha visto resentido por la amenaza griega y los resultados de las elecciones municipales y regionales celebradas ayer y cuyo resultado ha generado cierta incertidumbre en los mercados por el temor a la política de pactos.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 120 puntos básicos, frente a los 117 de esta mañana. Por su parte, la rentabilidad del bono a diez años se ha situado en el 1,837%, después de comenzar el día en el 1,770 %, e incluso ha llegado a rozar el 1,9 %. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0975 'billetes verdes'.

Tan solo ArcelorMittal (+0,58%) ha conseguido mantener el tipo en una jornada en la que la mayoría de los valores se han teñido de rojo liderados por Endesa (-4,07%) y Enagás (-3,8%). Sacyr (-3,66%), Mediaset (-3,66%), Abengoa (-3,62%) y Popular (-3,44%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de pérdidas.

Los 'blue chips' han sufrido importantes retrocesos que han oscilado entre el 4,07% de Endesa y el 1,02% de Telefónica. Iberdrola ha perdido un 2,6%, Santander un 2,1%, BBVA un 2,08%, Repsol un 1,8% e Inditex un 1,39%.

De este modo, el Ibex se ha convertido en la Bolsa europea que más ha bajado, acompañada de Milán, que se ha dejado un 1,9%, y de Atenas (-3,11%). París ha cedido un 0,5%, mientras que Londres y Francfort han permanecido cerradas por festividad, al igual que Wall Street.

«Los inversores toman posiciones tras el resultado de las elecciones, que han traído sorpresas por un impulso de Podemos mayor del vaticinado e incertidumbre tras no conseguirse en las comunidades autónomas la mayoría necesaria para gobernar», ha explicado la analista de Selfbank Victoria Torre.

En cuanto a la fragmentación del panorama político, analistas de Bankinter recuerdan que ahora se presenta una política de pactos que, en caso de ser extrapolable a las futuras elecciones generales de finales de año, «daría lugar a una configuración confusa del futuro gobierno». «Es muy probable que el Ibex 35 descuente negativamente este desenlace electoral», han añadido.

«Fragmentado e inestable»

El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón ha indicado que el resultado de las elecciones municipales y regionales que se han celebrado en España «no parece ser demasiado del agrado del mercado», dado que el Ibex ha liderado las caídas en Europa.

La razón se encuentra en que ahora se abre un panorama político «mucho más fragmentado e inestable», a juicio del analista, «en el que las principales ciudades van a precisar de coaliciones de dos o más partidos para ser gobernadas, al igual que muchas comunidades autónomas, con una fuerte presencia del partido anti-austeridad hermanado con el que ostenta el Gobierno en Grecia».

Sin embargo, el experto considera que esta circunstancia no explica por sí sola el derrumbe de la Bolsa en el día de hoy. «Probablemente, no sea ni siquiera la razón principal, pese a que este resultado electoral no estaba descontado», ha añadido, al tiempo que ha recordado que la Bolsa de Milán también ha caído, «lo que resta peso a la cuestión exclusivamente local».

Desconfianza en Grecia

Además, ha recordado que los bancos están teniendo un «muy mal día» en toda Europa, lo que perjudica el comportamiento del Ibex 35, dada la mayor ponderación del sector en este selectivo. «Probablemente, el repunte del miedo por el futuro de Grecia explica en una proporción mucho mayor las fuertes caídas de hoy», ha zanjado.

A ello se une que hoy ha sido jornada de fiesta en Suiza, Reino Unido, Noruega, Dinamarca, Austria, Alemania y EE.UU., entre otros, permaneciendo varios mercados cerrados, lo que sin duda ha afectado al volumen y a las decisiones de los operadores.

En este sentido, el analista insiste en que para valorar de forma más precisa la respuesta de los mercados al nuevo panorama electoral sería necesario esperar al final de la semana y así poder tener una muestra comparativa mayor.