El presidente de Telefónica, César Alierta
El presidente de Telefónica, César Alierta - efe

Telefónica reconoce conversaciones con British Telecom para la venta de O2

La teleco española precisa que la posible transacción con BT se encuentra en una «fase muy preliminar»

Actualizado:

Telefónica ha enviado un comunicado a la CNMV en el que reconoce «potenciales transacciones» para la venta de O2, su filial en Reino Unido, a British Telecom. La teleco española precisa, no obstante, que «aunque se están manteniendo conversaciones con BT, éstas se encuentran en fase muy preliminar, no existiendo, por tanto, certeza de que una transacción pueda llegar a tener lugar con dicha compañía». El acuerdo podría pasar por la venta de O2 a cambio de recibir el 20% del capital del grupo británico y así crear un gigante europeo.

Por su parte, British Telecom ha confirmado negocios con Telefónica para comprar O2 u otra operada telefónica británica cuyo nombre no ha desvelado. La compañía británico ha indicado que ofrecerá nuevos detalles sobre las negociaciones «si es apropiado y cuando sea apropiado».

Telefónica indica que «regularmente» analiza los mercados estratégicos en los que opera y otras opciones estratégicas que le permitan generar valor para los accionistas y mejorar su posición financiera. La operadora que preside César Alierta sale así al paso de informaciones aparecidas en un medio de comunicación que indican que ambas estudian una alianza estratégica.

A principios de octubre, Telefónica cerraba la compra de E-Plus, filial de KPN en el mercado alemán, tras completar con éxito la ampliación de capital llevada a cabo por Telefónica Alemania para financiar la operación.

La operadora española destacaba entonces que la nueva Telefónica Alemania nacía como operadora de referencia en este mercado, con alrededor de 47 millones de accesos, fijos y móviles, y unos ingresos combinados de aproximadamente 8.000 millones de euros.

«Grandes competidores»

Tras hacerse pública la noticia, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha dicho que el proceso de consolidación del sector de las telecomunicaciones en Europa es positivo porque ayudará a crear "grandes competidores".

«Estamos asistiendo en toda Europa a un proceso de consolidación en las telecomunicaciones que es bueno porque es una de las condiciones necesarias para llegar a un mercado único en las telecomunicaciones y porque en nuestros grandes competidores a nivel mundial, Estados Unidos o China, (...) hay un número muchísimo más reducido de operadores de telecomunicaciones».