Fitch sigue los pasos de Moody's y mejora también un escalón el «rating» de España
La agencia de calificación se suma a Moody's que ya mejoró la nota de España el pasado febrero - efe

Fitch sigue los pasos de Moody's y mejora también un escalón el «rating» de España

La agencia, que da a la deuda soberana la nota «BBB+» con perspectiva estable, tres niveles por encima del «bono basura», valora la mejora en las condiciones de financiación del país, el saneamiento bancario y las mejores previsiones económicas

Actualizado:

El Gobierno confiaba en que también las agencias de calificación crediticia acabasen por reconocer la recuperación de la economía española y el esfuerzo hecho por el país para salir de la recesión . Ese momento parece haber llegado. Tras evaluar los progresos logrados, Fitch Rating ha elevado un escalón el «rating» que otorga a la deuda soberana, de «BBB» a «BBB+» con perspectiva estable.

La agencia británica se suma así a Moody's, que ya el pasado mes de febrero mejoró la nota de España de «Baa3» a «Baa2» con perspectiva positiva. La tercera gran agencia de «rating», Standard & Poor's, revisará su calificación a la deuda española dentro de un mes, el próximo 23 de mayo, según el calendario comunicado por estas firmas a la Comisión Europea, y todo parece indicar que tras la mejora de las otras dos esta también aplique una mejora.

Fitch ya había lanzado señales positivas sobre la evolución española en noviembre del año pasado, cuando ratificó la nota del país en «BBB», dos escalones por encima del grado de especulación o «bono basura», que recomienda a los inversores no invertir en los títulos del país. Además, entonces mejoró su perspectiva de negativa a estable.

En esta ocasión, Fitch ha justificado su decisión a la vista de la mejora en las condiciones de financiación de la economía española, como refleja la caída de la prima de riesgo y los tipos de interés históricos a los que está captando recursos el Tesoro público; la mayor certidumbre en cuanto a las previsiones macroeconómicas, con todos los analistas apuntando a un crecimiento del PIB superior al 1% este año, y a los menores riesgos en el sector financiero, que viene de cerrar su saneamiento y reestructuración.

Igualmente, la agencia valora el ajuste que se ha producido en el sector exterior, con las exportaciones tirando de la recuperación económica y la corrección del déficit exterior, y las reformas estructurales —laboral, pensiones, consolidación fiscal y sector financiero— llevadas a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy en los dos últimos años. «La continuidad de estas reformas dará solidez a la recuperación económica, lo que ayudará a la contención del déficit y permitirá creación neta de empleo ya este año», destaca el Ministerio de Economía, que celebra el reconocimiento que hace Fitch de ese compromiso reformista.