Los concursos de acreedores se disparan un 49% en el primer trimestre

Los concursos de acreedores se disparan un 49% en el primer trimestre

La mayoría de empresas afectadas por estos procesos contaban con un activo inferior a dos millones de euros

Actualizado:

No será un año fácil para las empresas españolas. El número de firmas que entró en concurso de acreedores en el primer trimestre de 2013 ha sumado una cifra total de 2.478 procedimientos, lo que supuso un 49% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que para PwC reflejael mantenimiento de una «gran actividad» concursal durante todo el año 2013. Ello se desprende del último baremo concursal correspondiente al primer trimestre de 2013, elaborado por PwC a partir de los datos publicados en el BOE, donde además se apostilla que la situación económica general sigue estando «detrás del nuevo incremento de concursos de empresas» producidos por las coyunturas de insolvencia.

El informe apunta que la reciente creación de «bancos malos» da un giro claro a la política de administración de créditos hipotecarios morosos por parte de los bancos, que hace más difícil, si cabe, que se preste dinero para alargar la vida de empresas inmobiliarias. Este hecho, prosigue, «va claramente» a seguir provocando concursos de acreedores de forma masiva en el sector. «La crisis sigue impactando en sectores como son el de distribución/comercio y el industrial, en los que han aumentado el número de empresas concursadas en un 31% y 43%», apunta el informe

De hecho, si se comparan los datos de estos primeros meses del año con el último trimestre de 2012, en el que se registraron un total de 2.224 concursos de empresas -máximo histórico-, el crecimiento es del 11%. Para Enrique Bujidos, socio responsable de la unidad concursal de PwC, la legislación en esta parcela «continúa frenando la recuperación de la actividad empresarial». De esta forma, apuesta por que en la reforma concursal pendiente se reoriente la Ley hacia «la supervivencia de los negocios».

El informe revela que la mayoría de empresas concursadas en el primer trimestre de 2013 cuentan con un activo inferior a dos millones de euros. Los datos relativos a las empresas concursadas en función del número de empleados muestran que las compañías con hasta 50 trabajadores son las más afectadas. Asimismo, se ha producido un significativo aumento en el número de empleados afectados por encontrarse las empresas en concurso, situándose hasta el primer trimestre de 2013 en un 44% más respecto al mismo periodo del año 2012, lo que supone en términos absolutos 4.498 trabajadores.