Roland Garros se queda sin españolas

EFE | PARÍS
Actualizado:

El cuadro femenino de Roland Garros se ha quedado sin españolas con la derrota de Lourdes Domínguez ante la canadiense Aleksandra Wozniak, por 2-6, 6-3 y 6-3, de Carla Suárez ante la bielorrusa Victoria Azarenka por 5-7, 7-5 y 6-2, en la reanudación del partido suspendido ayer viernes por falta de luz, y de María José Martínez contra la estadounidense Serena Williams (2), por 4-6, 6-3 y 6-4.

María José, que este año ha ganado el primer torneo de su palmarés en Bogotá, de 26 años, controló con su agresivo juego de red a Serena y la estadounidense notó esa presión. Hubo una jugada que despertó la polémica, cuando en el primer set, tras una dejada de la española, Serena tiró a la frente de su rival y la de Yecla se protegió con la raqueta y la bola tocó su brazo.

No obstante, el juez de silla no se percibió de esta circunstancia y concedió el punto a Martínez, que rompió el saque de la número dos del mundo. Serena protestó al juez de la contienda pero no consiguió nada. Luego, tras ganar la segunda manga, la estadounidense mostró signos de agotamiento y parecía que incluso podía abandonar, pero siguió adelante.

Azarenka, ganadora este año de tres torneos, Brisbane, Memphis y Miami, y entrenada por el técnico hispano-portugués Antonio Van Griche, mostró su imagen más grosera al dedicar un corte de mangas al público de la pista Uno. "No quiero hacer comentarios al respecto, dijo la bielorrusa después que tras vencer a Carla, se enfrentará ahora contra la serbia Ana Ivanovic, octava favorita.

Lourdes Domíngez, campeona júnior en 1999, lució un vendaje en su muslo derecho, y luchó durante dos horas y cinco minutos pero de forma infructuosa ante Wozniak, que este año ha sido finalista en el torneo de Pontevedra.

Domínguez, Suárez y Martínez se van del torneo con un cheque por 39.400 euros.