Stakhovsky, en su duelo ante Herbert en Halle
Stakhovsky, en su duelo ante Herbert en Halle - AFP
Tenis

El precioso e inédito gesto de deportividad en un partido de tenis

Durante el duelo entre Pierre-Hughes Herbert y Sergiy Stakhovsky, en Halle, el ucraniano pidió ojo de halcón a favor del francés ante una bola muy dudosa

Actualizado:

En el tenis, por norma general, suele imperar la deportividad entre los jugadores. Hay rivalidad, claro, pero también muy buenas relaciones, entendible porque comparten muchísimas semanas juntos en el circuito y horas en pista. Sin embargo, llega desde Halle un precioso gesto en el duelo entre Pierre-Hughes Herbert y Sergiy Stakhovsky que está dando la vuelta al mundo.

Con 5-1 en el primer set a favor de Stakhovsky, Herbert realiza un servicio potente que se canta fuera. La bola es muy justa, pero el francés ya ha gastado las tres opciones de ojo de halcón, así que no sirven de nada sus quejas. Como está convencido de que la pelota ha entrado, le pide a su rival, que alberga dudas, que solicite la intervención de la máquina para dilucidar si entra o no ese servicio.

Stakhovsky, con una deportividad tremenda, accede y, efectivamente, el ojo de halcón demuestra que ese golpe es bueno y que el punto es para Herbert, protagonizando una gran ovación en la grada. Ese set se lo lleva Stakhovsky, pero el galo remonta y vence un duelo muy apretado.

Muchas veces, sobre todo cuando se juega en tierra batida, los tenistas ayudan a los árbitros indicando si una bola es buena o mala, pues a según que velocidades es muy difícil saber con exactitud dónde impacta la pelota.