Real Madrid¿Ha traicionado Zidane al madridismo?

Solo tres meses después de dimitir de manera inesperada, confiesa que ya quiere volver a entrenar

Actualizado:

Seis días después de levantar su tercera Champions en dos años y medio sentado en el banquillo del Real Madrid, Zidane dejó helado al madridismo. Ni la egocéntrica celebración de Cristiano ni la amenaza de Bale. Tras la Decimotercera, lo que más dolió a la afición blanca fue el repentino adiós de Zidane, para la gran mayoría el entrenador ideal para el Real Madrid.

La cara de Florentino, sentado al lado del francés mientras este explicaba lo que para muchos era inexplicable, reflejaba como nadie el sentir del madridismo, estupefacto ante la televisión viendo como Zidane anunciaba su marcha.

Al menos, había un mínimo consuelo: "No busco otro equipo y no voy a entrenar la próxima temporada...", dijo entonces para tranquilidad de la hinchada, aunque pocos le dieron importancia a la parte final su confesión: “No estoy cansado de entrenar, son solo tres años. Pero siento que es el momento de hacer un cambio".

Tres meses y medio después de aquella dimisión escenificada en la sala de prensa de Valdebebas con la discreción y naturalidad que siempre ha caracterizado la carrera de Zidane, sus palabras del pasado fin de semana han encendido a una parte del madridismo: “Voy a volver a entrenar porque es lo que me gusta y es lo que he hecho toda mi vida”, aseguró el galo este pasado domingo en Arnedo (La Rioja) a donde acudió junto a su mujer para ver jugar a Elyaz, el menor de sus cuatros hijos, que esta temporada está a las órdenes de Xabi Alonso en el Infantil A del Real Madrid.

Sus palabras deja en cueros su despedida del Real Madrid, en la que no solo públicamente, sino también en privado Zidane le prometió a Florentino que no se iba para entrenar a otro equipo, al menos no esta temporada 2018-2019. Ahora él mismo anuncia su inminente regreso a los banquillos. Para algunos es una tomadura de pelo. Para otros es normal que quiera volver a entrenar, que para eso es su oficio. El debate está en la calle. ¿Ha traicionado Zidane al madridismo?