Real Madrid

Benzema, ocho goles consecutivos para el Real Madrid

El francés supera la plusmarca histórica de Puskas, siete seguidos, y vence a Cristiano en la temporada, 30 frente a 26 dianas

Actualizado:

Orgulloso, ganador, líder, valiente, siempre da la cara, en las buenas y en las malas. Karim Benzema es el emblema de este Real Madrid en transición. Mourinho dijo hace nueve años que no cazaba goles. Cristiano privó al francés durante una década del protagonismo rematador. El portugués se marchó y el «nueve» ejerció por fin de ariete. Ayer, el delantero madridista firmó un triplete y estableció un ramillete de plusmarcas. Se convirtió en el segundo artillero de esta Liga, con 21 dianas, solo superado por Messi. Suma ocho tantos consecutivos en la Liga, dato que es una nueva plusmarca de su club. Puskas mantenía este récord, con siete goles seguidos, desde 1962. El «nueve» de Zinedine Zidane también es el primer rematador de cabeza del campeonato español, con ocho testarazos. Lleva 30 aciertos en toda la temporada y persigue mejorar su marca personal en el Real Madrid, los 32 que anotó con su amigo Mourinho hace siete temporadas.

«Seguiré aquí, en el mejor club del mundo», manifiesta Benzema, que asegura el futuro de otro compatriota: «Y Varane también se quedará, nunca quiso irse»

Liberado del yugo de Ronaldo, acumula más goles que su antiguo compañero. El luso ha anotado 26 en la Juventus y el lyonés ha alcanzado los 30. Benzema vive el mejor momento de su carrera en una etapa de cambios en el conjunto blanco, necesitado de refuerzos tras una era triunfal.

El líder de este Real Madrid rubricó el segundo triplete de su carrera en la Liga. El primero lo consiguió en el inolvidable 10-2 frente al Rayo Vallecano. Cristiano le impidió rubricar más cifras rutilantes, pues su equipo siempre buscaba al Balón de Oro. Su tercer tanto, una vaselina, fue el colofón de otro partido magnífico del francés.

De los pitos a los aplausos

La vida ha cambiado mucho para Benzema en esta década vestido de blanco. Cuando el equipo no rendia con Mourinho o Ancelotti, el público centraba su enfado en Karim. Los dos entrenadores y Cristiano salieron varias veces a la palestra para defender a un jugador incomprendido por el aficionado, pues trabajaba en la sombra para que Cristiano se cebara a goles. El triunfador de la tarde habló claro de su porvenir: «Me siento bien, estoy en el mejor club del mundo y continuaré aquí». Dio otra noticia de futuro de un compatriota: «Varane se quedará en el Real Madrid, está bien aquí. Nunca quiso irse». Aseguró que el probable fichaje de un ariete no le afecta: «Me da igual, es cosa del club». Marcelo también apuntaló su continuidad. Se besó el escudo y manifestó: «Este es mi equipo y aquí seguiré, se han dicho de mí cosas que no son ciertas».

Zidane reconoció que presenciamos el mejor Real Madrid desde que regresó al mando de la plantilla: «Ha sido nuestro mejor partido, sí». Ensalzó a su compatriota goleador y a otros tres hombres, Vallejo, Asensio y Brahim: «Benzema no me sorprende. Es el mejor delantero centro del mundo. Siempre confió en sí mismo y siempre quiere mejorar. Está a dos goles de su mejor registro y me alegro mucho por él. Asensio le dio el segundo tanto y realizó un buen partido. También jugó muy bien Vallejo. Y Brahim, que en los doce minutos que estuvo en el césped creó dos ocasiones y estuvo a punto de marcar».

Bale fue silbado nada más saltar al campo, todo lo contrario que Isco, aplaudido al pisar el campo. Zidane fue escueto: «No lo entiendo. Bale también tuvo una oportunidad de gol. Me hubiera gustado que marcara».