Nueva York recupera su maratón
Los corredores del maratón de Nueva York cruzan el puente Verrazano - EPA
ATLETISMO

Nueva York recupera su maratón

La prueba más deseada por atletas de todo el mundo regresa marcada por el atentado de Boston y el recuerdo del huracán «Sandy»

Actualizado:

Unos 48.000 corredores recorrerán hoy 42.195 metros en los cinco barrios de Nueva York —Staten Island, Brooklyn, Queens, Bronx y Manhattan— en una nueva edición del maratón más deseado por profesionales y aficionados de todo el mundo, el más mediático e impactante por su extraordinario decorado urbano y su final en Central Park. La primera edición se celebró en 1970: 127 participantes dieron varias vueltas alrededor del Park Drive del famoso pulmón de la ciudad que nunca duerme. Apenas un centenar de curiosos asistieron entonces al desarrollo de la prueba.

En la actualidad, Nueva York se colapsa y la retransmisión en directo es seguida por más de 300 millones de telespectadores. Hay hambre de maratón después de que, hace un año, el huracán «Sandy» provocara su cancelación; pero también hormigueo por el recuerdo del atentado que se produjo durante la carrera de Boston del pasado 15 de abril que causó tres muertos y cientos de heridos.

Medidas de seguridad

Las autoridades creen que «no hay amenazas creíbles». El alcalde, Michael Bloomberg, ha declarado que «trabajamos asumiendo dos cosas: la primera, que no pasará nada; la segunda, que si pasa algo —Dios no lo quiera—, estaremos preparados». Se han extremado las medidas de seguridad: los corredores no podrán llevar mochilas de hidratación de más de un litro de capacidad, el circuito estará literalmente tomado por la policía y los controles a los espectadores en la recta de meta serán exhaustivos. Los buzos van a buscar explosivos bajo los puentes de la ciudad y los helicópteros proporcionarán vigilancia aérea.

Nueva York (junto a Boston, Chicago, Berlín, Londres y, desde 2013, Tokio) forma parte de la World Marathon Majors (WMM), competición internacional de atletismo creada en 2006 que agrupa los maratones más prestigiosos del mundo. Esas citas no son solo objeto de deseo de los corredores de élite, sino de aficionados de todo el mundo que invierten su tiempo y dinero en «coleccionarlas». Al calor de esta pasión por correr han surgido empresas especializadas que se encargan de todo: inscripciones, viaje y alojamiento. Una propuesta de seis días para participar en la carrera de Nueva York cuesta cerca de 2.000 euros. Unos 18.000 inscritos en 2012 que vieron su sueño frustrado por el huracán han regresado un año después.

Participación selecta

En el apartado deportivo, el maratón contará con una nómina selecta de atletas que incluye al campeón olímpico y mundial, el ugandés Stephen Kiprotich; al vencedor en Londres, el etíope Tsegaye Kebede, y al dueño de las mejores marcas en Nueva York y Boston, el keniano Geoffrey Mutai, que ganó en 2011 con 2h05:06, récord actual. También estarán en la salida el keniano Stanley Biwott, en posesión de una marca personal de 2h05:12, y su compatriota Martin Lel, que con 35 años regresa a la carrera que ha ganado las dos veces que ha participado (2003 y 2007). Este será también el último maratón para el español Chema Martínez, que a sus 42 años cerrará su periplo profesional con 23 pruebas.