Un niño neandertal
Un niño neandertal - Sebastien Plailly/Science Source

Sapiens y neandertales tuvieron problemas para procrear

Los genes del cromosoma Y de los machos neandertales no se encuentran en los humanos modernos, lo que puede deberse a repetidos abortos de los bebés varones fruto de los cruces

MADRIDActualizado:

Los científicos saben desde hace algunos años que los humanos modernos llevamos un pequeño porcentaje (hasta el 4%) de ADN de la otra especie humana inteligente, los neandertales, que desaparecieron de Europa hace unos 40.000 años. El motivo se debe a los cruces entre ambas especies, que se produjeron varias veces desde que se encontraron por primera vez hará unos 100.000 años en Oriente Medio.

Lo que no se conocía, y que un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en California (EE.UU.) acaba de revelar, es que hay una parte neandertal clave que ha desaparecido completamente, y desde hace mucho tiempo, de las poblaciones modernas. Se trata de los genes del cromosoma Y neandertal, el cromosoma sexual masculino, que se transmite exclusivamente de padres a hijos.

La sorpresa ha llegado en el primer estudio que examina este cromosoma en los neandertales, realizado sobre un ejemplar de El Sidrón (Asturias), ya que investigaciones previas habían secuenciado el ADN de fósiles de mujeres neandertales o ADN mitocondrial, que la madre transmite a los niños de ambos sexos.

«Nunca hemos observado el cromosoma Y neandertal en las muestras humanas analizadas», dice Carlos Bustamante, profesor en Stanford y uno de los responsables del estudio, publicado en la revista American Journal of Human Genetics. «Eso no prueba que esté totalmente extinguido, pero es probable que así sea», añade.

Por qué no hay rastro de ADN neandertal en el cromosoma Y todavía no está claro. Los genes podrían simplemente haberse desplazado fuera de la reserva genética humana por casualidad a lo largo de milenios, pero los investigadores apuestan por otra posibilidad: que el cromosoma Y neandertal incluya genes que son incompatibles con otros humanos.

Resulta que varios genes del cromosoma Y neandertal que difieren de los de los humanos funcionan como parte del sistema inmune. Tres de ellos se asemejan a los antígenos que los cirujanos de trasplantes verifican para asegurarse de que los donantes y receptores de órganos tienen perfiles inmunes similares. Debido a que estos genes antígenos neandertales están en el cromosoma Y, son específicos para los varones.

Abortos de bebés varones

Según explica Fernando Méndez, coautor del trabajo y también investigador de Stanford, el sistema inmunológico de una mujer podría atacar a un feto masculino que lleve estos genes neandertales. Si las mujeres abortaron consistentemente bebés varones que llevaban los cromosomas Y de neandertal, esto explicaría su ausencia en los humanos modernos. Hasta el momento, esto es sólo una hipótesis, pero se sabe que el sistema inmunológico de la mujer moderna rechaza a veces la descendencia masculina cuando hay incompatibilidad genética.

Los datos del cromosoma Y también arrojan nueva luz sobre la línea de tiempo en la que divergieron seres humanos modernos y neandertales. Las estimaciones previas basadas en el ADN mitocondrial sitúan la divergencia de los linajes humanos y neandertales hace entre 400.000 y 800.000 años. El estudio basado en el cromosoma Y lo coloca hace unos 550.000 años.

Los investigadores creen que la secuenciación del cromosoma Y neandertal puede arrojar más luz sobre la relación entre los seres humanos y esa otra especie humana con la que coincidimos, y ayudar a explicar el enigma de por qué desaparecieron de la faz de la Tierra.