La idea de estos «snack» parte del investigador Alfonso Montaño, el extremeño con más patentes, a partir de un «Huesito»
La idea de estos «snack» parte del investigador Alfonso Montaño, el extremeño con más patentes, a partir de un «Huesito» - CTAEX
CIENCIA

Presentan «Chachos», los «snacks» de chocolate con jamón ibérico

El centro de investigación Ctaex, en Extremadura, patenta una barrita de chocolate con los restos que no se aprovechan del jamón

BADAJOZActualizado:

Uno de los mayores problemas que tiene el jamón para traspasar nuestras fronteras es el rechazo que supone en muchas culturas ver cómo se saca de la pata de un animal o simplemente percibir la pezuña. Por eso, cada vez más fabricantes están apostando por despiezar y lonchear el producto para exportarlo ya envasado.

Esta práctica tiene algunos inconvenientes. Por ejemplo en la parte de jamón que se desaprovecha en el corte, que puede estar entre un 5% y un 10% del total.

Para intentar evitar este problema, el centro de investigación extremeño Ctaex (situado en Villafranco del Guadiana) ha patentado una posible solución. Se trata de un aperitivo o barrita energética elaborado a partir de chocolate y ese jamón desaprovechado, que provisionalmente ha sido bautizado como «Chachos». Sus autores aseguran que una de sus ventajas es que se trata de un producto saludable, con ingredientes naturales. Una vez resuelto el problema técnico de su elaboración, la labor de Ctaex se centra en venderle la idea a algún fabricante (bien del sector cárnico o de la bollería). No sería la primera vez que lo consiguen. Entre otros proyectos, el centro de investigación ha desarrollado la salsa de tomate que alguna gran multinacional utiliza para sus pizas precongeladas.

Según Alfonso Montaño, responsable de proyectos de Ctaex y uno de los padres de la criatura, el fin último del producto «no es hacernos ricos vendiendo estas barritas, sino transmitir al sector la importancia que tiene diversificar los productos».

Rememora este experto, que la idea se le ocurrió viniendo en coche a Extremadura desde Andalucía. Mientras conducía venía comiendo uno de esos «snack» que tanto se anuncian en la tele y se le ocurrió aplicarlo a un problema en el que venía trabajando hacía tiempo, el desaprovechamiento del jamón en el loncheado.

Montaño detuvo entonces el vehículo y llamó al otro 50% del equipo creador, el cocinero Manuel Gil. Juntos empezaron a trabajar en la idea. Según Gil, los ingredientes básicos de los chachos son «chocolate, un derivado de pan, jamón..., y sobre todo mucha imaginación».