La desaparición de las manchas del Sol, misterio resuelto
Manchas solares - NASA

La desaparición de las manchas del Sol, misterio resuelto

Científicos explican la causa por la que los puntos oscuros de la superficie solar han permanecido borrados durante más tiempo de lo previsto

madrid Actualizado:

Hace tan solo unos días, una gigantesca tormenta solar cuyos efectos incluso se notaron en la Tierra en forma de espectaculares auroras reclamaba la atención de los científicos. La enorme eyección de plasma era una nueva demostración, la más intensa hasta la fecha, aunque luego se han producido un par más -la última este último martes- del despertar del Sol, que entra en un nuevo ciclo de actividad después de un período de calma que ha durado once años. En esa fase anterior, que terminó en 2008, el Sol parecía un animal aletargado. Apenas se registraban movimientos notables sobre su superficie y sus características manchas solares, regiones fuertemente magnetizadas, parecían haberse borrado. Esta cara inmaculada del Astro rey ha llamado profundamente la atención de los investigadores, incapaces de explicar con exactitud qué había provocado la desaparición de sus puntos oscuros casi por completo. Ahora, un equipo de investigadores de India y EE.UU. creen tener la respuesta tras haber realizado unas simulaciones de dinámicas magnéticas. La explicación, que publica esta semana la revista Nature, reside en las variaciones en la velocidad de un flujo de plasma que atraviesa el interior del ecuador del Sol.

NASA /D.N. 
NASA /D.N. 

Las manchas solares son regiones con una intensa actividad magnética y una temperatura más baja que sus alrededores. De aspecto oscuro, una sola mancha puede llegar a medir hasta 12.000 km (casi tan grande como el diámetro de la Tierra). Los científicos saben que estas manchas aparecen siguiendo un ciclo de 11 años desde el máximo de actividad solar, cuando hay gran cantidad de manchas visibles, hasta un mínimo solar, cuando el Sol aparece inmaculado y sin manchas. El mínimo solar dura alrededor de 16 meses pero, de forma sorpresiva, el último mínimo se prolongó durante 26, lo que lo convierte en el más largo «mínimo de actividad solar» en los últimos 100 años.

Velocidad del plasma

Este prolongado mínimo, caracterizado por un campo magnético muy débil y un número de días sin manchas solares inusualmente largo, ha sido largamente estudiado por los científicos. Posiblemente, este período solar ha sido uno de los más observados por los astrónomos de los últimos veinte años.

Dibyendu Nandy, del Instituto Indio para la Educación y la Investigación Científicas en Kolhata y sus colegas de la Universidad Estatal de Montana y del Centro de Astrofísica Harvard Smithsoniano (Massachusetts, EE.UU.) elaboraron un modelo matemático para simular más de 200 ciclos de las manchas solares, mientras variaban la velocidad de la circulación del plasma de norte a sur. Los resultados muestran que un rápido flujo meridional en la primera mitad del ciclo, seguido de otro más lento en la segunda mitad, conduce a un mínimo de manchas solares, como ha ocurrido en el último ciclo.