Los investigadores dispararon diminutas esferas de sílice a las capas de grafeno como en un microcampo de tiro
Los investigadores dispararon diminutas esferas de sílice a las capas de grafeno como en un microcampo de tiro - Science

El grafeno puede parar una bala

El material más prometedor del mundo podría ser utilizado para fabricar armaduras y trajes de protección más duros que el acero y el kevlar

Actualizado:

Grafeno. Su nombre es un dechado de promesas. Se le conoce como el material del futuro, uno de los más delgados, flexibles y fuertes del mundo, que podría revolucionar nuestro mundo con múltiples aplicaciones en la industria de la telefonía móvil, las telecomunicaciones, la fabricación de chips o equipamiento médico. Pero es que además, este material maravilloso podría convertirse en una armadura más dura que el acero y el kevlar, capaz de resistir un balazo como un auténtico «terminator».

Hace tiempo que el grafeno, que se caracteriza por tener una sola capa de átomos de carbono colocados en una red hexagonal, ha demostrado ser el material más fuerte del mundo, midiendo la resistencia de la hoja al ser presionado con una punta de diamante. Pero ahora, el material ha sido puesto a prueba de balas, investigación que aparece publicada en la revista Science. Un equipo de la Universidad de Massachusetts en Amherst disparó diminutas esferas de sílice en las capas de grafeno, como si se tratara de un microcampo de tiro. Las balas volaron a una velocidad de 6.700 mph, aproximadamente a un tercio de la velocidad de una bala real.

El resultado fue impactante. Las hojas de grafeno absorbieron el impacto dos veces mejor que el Kevlar, el material más utilizado en los chalecos antibalas, y decenas de veces mejor que el acero.

Esto abre la puerta a un nuevo uso para el grafeno. Debido a que es tan delgado, ligero y fuerte, podría ser utilizado para fabricar trajes y chalecos defensivos para las fuerzas de seguridad o el personal militar. Ahora, la clave consiste en conseguir que el grafeno se puede fabricar a gran escala sin modificar sus maravillosas características. Un buen número de compañías lo persigue.